El Parlamento de los Países Bajos ha apoyado la iniciativa del gobierno de un toque de queda, que se introducirá por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. El primer ministro interino de los Países Bajos, Mark Rutte, presionó por una solución de este tipo debido a las nuevas mutaciones en el coronavirus. La mayoría parlamentaria finalmente respaldó el plan de toque de queda el jueves por la noche, después de un largo debate, a pesar de la negativa inicial de la oposición.

Toque de queda a partir de mañana sábado

El toque de queda, desde 21 a 4.30 am, se aplicará a partir del sábado. Las excepciones a la orden de permanecer en casa durante este tiempo solo se aplicarán a situaciones en las que se necesite asistencia médica con urgencia y a personas que realicen trabajos socialmente indispensables.

También se permitirá pasear perros con correa. Romper la prohibición será sancionado con una multa de 95 euros.

Durante el debate parlamentario, Rutte destacó que la introducción de un toque de queda es necesaria para limitar la propagación de nuevas variantes más infecciosas del coronavirus.

Por lo tanto, Holanda se unirá a Bélgica, Francia , Italia, Grecia y ciertas áreas de Alemania donde ya se ha introducido un toque de queda, recuerda Associated Press.

Desde mediados de diciembre, los Países Bajos han cerrado escuelas y tiendas que venden artículos que no son esenciales para la vida cotidiana. Rutte anunció la semana pasada que estas restricciones se mantendrán hasta el 9 de febrero.

Buscan evitar contagios por nueva cepa

Los picos diarios de infección en los Países Bajos han disminuido constantemente durante las últimas tres semanas, pero los expertos creen que las nuevas cepas del coronavirus conducirán a otro gran aumento en la infección el próximo mes a menos que se endurezcan las medidas de distanciamiento social.

El miércoles, Rutte anunció que a partir del sábado también se introduciría una prohibición a las llegadas desde Gran Bretaña, Sudáfrica y Sudamérica (Argentina, Bolivia, Brasil, Cabo Verde, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Sudáfrica , Surinam, Uruguay y Venezuela) - también estarán prohibidos a partir del sábado 23 de enero.

Todo esto para minimizar la propagación de nuevas mutaciones de coronavirus en Holanda.

Rutte expresó su preocupación con respecto a la nueva cepa de la pandemia de Coronavirus, que se identificó por primera vez en Gran Bretaña.

“Hay luz al final del túnel con la llegada de las vacunas, pero les pedimos un esfuerzo final, esto es duro, me doy cuenta, pero podemos llegar a la meta” , señaló.

A fines de la semana pasada, Rutte renunció a su gobierno y ahora es jefe de gobierno . El nuevo gabinete será seleccionado tras las elecciones parlamentarias previstas para el 17 de marzo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!