Estados Unidos aún no retirará sus tropas de Alemania. La decisión fue tomada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y anunciada el jueves por el asesor de seguridad presidencial Jake Sullivan. No se sabe si Biden abandonará por completo esta idea. Es cierto que examinará más de cerca la presencia de tropas estadounidenses en el mundo.

Jake Sullivan anunció que el secretario de Defensa, Lloyd Austin, "revisará la presencia militar en el mundo". Agregó que Joe Biden suspenderá la retirada de tropas de Alemania hasta que se lleve a cabo la revisión.

El año pasado, el entonces presidente Donald Trump anunció que iba a retirar alrededor de 9 mil 500 de los aproximadamente 34 mil 500 soldados estadounidenses que están estacionados en Alemania.

Estados Unidos tiene varias instalaciones militares importantes en el país, incluida la Base Aérea Ramstein, la sede del Comando Europeo de Estados Unidos y el Comando de África de Estados Unidos, y el Centro Médico Regional Landstuhl, el hospital estadounidense más grande fuera de Estados Unidos.

La orden de Trump encontró resistencia tanto del Congreso como del ejército, que durante mucho tiempo ha confiado en Alemania como un aliado clave y base de operaciones. Trump anunció los recortes de tropas después de acusar repetidamente a Alemania de no pagar lo suficiente por su propia defensa, y calificó de "delincuente" al antiguo aliado de la OTAN por no gastar el 2% de su PIB en defensa, el punto de referencia de la alianza.

El Pentágono inició una revisión para determinar qué tropas se reasignarían a otros lugares y cuáles permanecerían en Alemania.

Ese estudio ha estado en curso y no ha habido reducciones o cambios en los niveles de tropas estadounidenses desde el anuncio de Trump.

Austin dijo en un comunicado el jueves que el departamento llevará a cabo una revisión de la huella militar estadounidense en todo el mundo.

Plan para retirarse de Alemania 12 mil de aproximadamente 36 mil

Las tropas estadounidenses estacionadas allí fueron anunciadas el año pasado por el entonces presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

La mayoría de ellos, de acuerdo con los planes del Pentágono, iban a estar dirigidas, entre otras cosas, a Bélgica, Italia y Gran Bretaña.

Relaciones con Rusia

El asesor de seguridad nacional del presidente estadounidense también anunció que Estados Unidos tomará medidas para que Rusia cargue con las consecuencias de acciones hostiles, como la injerencia en los procesos democráticos estadounidenses o los ataques con armas químicas en Europa.

- ¿Evitará esto que Vladimir Putin haga algo que no nos guste? Por supuesto que no. Pero seguiremos una política más firme y eficaz contra la agresión rusa y las acciones dañinas, dijo Jake Sullivan.

Añadió que los pasos decisivos hacia Rusia no excluyen la cooperación con Moscú, donde sirve a los intereses estadounidenses. Como ejemplo, dio una prórroga de 5 años del acuerdo Nuevo START (tratado de reducción y limitación de armas estratégicas).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!