Mientras los socios federales de Estados Unidos se apresuran a distribuir los envíos retrasados ​​de la vacuna COVID-19 y millones de estadounidenses luchan con el acceso a agua limpia el sábado, los epidemiólogos advierten que el clima invernal récord puede provocar aumentos repentinos de coronavirus en algunas partes del país, entre ellas Texas, y sofocar brotes en otras.

En la medida en que el clima invernal aumente la probabilidad de que las personas que actualmente esparcen virus infecciosos permanezcan aisladas y no se mezclen con otras personas, suprimirá la transmisión del virus en la comunidad; dijo anteriormente David Sweat, epidemiólogo jefe del Departamento de Salud del Condado de Shelby en Tennessee esta semana.

Pero en las áreas más gravemente afectadas del país, como Texas, el clima puede tener el efecto contrario, informó el Dr. William Schaffner, profesor de medicina preventiva de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt y médico de enfermedades infecciosas.

"En Texas, donde la gente se reúne para conseguir comida y agua y va a refugios comunales, podríamos ver un aumento"; explicó Schaffner.

Por su parte, Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical de la Facultad de Medicina Baylor de Houston; agregó que era "posible" un aumento de los contagios, si un gran número de personas se apiñaba en los refugios.

Las cárceles de Texas pueden convertirse en focos de contagio del virus

Dentro de algunas cárceles de Texas, en particular, las condiciones siguen siendo "espantosas"; según el Texas Jail Project, una organización que trabaja para empoderar a las personas encarceladas.

"Estamos enojados y cada vez más preocupados por el impacto que el saneamiento deficiente y la falta de agua tendrán en la propagación del COVID-19 en las cárceles abarrotadas"; escribió el grupo en Twitter el viernes de esta semana.

Biden visitó sede de la farmacéutica Pfizer en Michigan

Mientras tanto, el presidente Joe Biden visitó el viernes una planta de fabricación de Pfizer en Michigan y destacó la seguridad de las vacunas, diciendo que los estadounidenses deben vacunarse "cuando sea su turno y esté disponible".

Al respecto, Andy Slavitt, asesor principal de la Casa Blanca para la respuesta al COVID-19; explicó que se esperaba que las dosis atrasadas, debido al mal clima se entregaran "dentro de la próxima semana".

Después de una confusión inicial, la mayoría de los hospitales, clínicas y centros de vacunación ahora cuentan con protocolos y sistemas para asegurarse de que se utilice hasta la última dosis de vacuna.

Estados Unidos planea abrir cinco centros de vacunación comunitarios más, incluido uno en Filadelfia y cuatro en Florida, en Orlando, Miami, Jacksonville y Tampa; informó Salvitt el viernes.

La FDA está revisando los datos del ensayo de la vacuna Johnson & Johnson y planea consultar con el comité asesor independiente de la agencia el 26 de febrero. "Deberíamos tener noticias de ellos pronto"; dijo el viernes el Dr. Anthony Fauci.

Pfizer dijo el viernes que estaba buscando autorización para almacenar su vacuna en congeladores farmacéuticos normales, en lugar de las temperaturas ultra frías que requieren actualmente las dosis.

Iniciarán en California la vacunación al personal de las escuelas

Mientras tanto, California planea reservar el 10% de las primeras dosis de vacuna para educadores, personal escolar y proveedores de cuidado infantil, a partir de marzo, para ayudar a que los niños vuelvan a las aulas; informó el viernes el gobernador Gavin Newsom.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!