Este es el segundo juicio político de Donald Trump. El exlíder estadounidense está acusado de interrumpir el recuento de votos electorales en las elecciones presidenciales e incitar a una multitud de sus partidarios a asaltar el Capitolio.

Las escenas que tuvieron lugar el 6 de enero en la capital estadounidenses donde decenas de miles de fanáticos de Trump marcharon hacia el Capitolio de Washington después de que Trump los instó a hacerlo en un evento público poco antes. Algunos simpatizantes irrumpieron violentamente en el edificio y hubo muertos y heridos.

La acusación también hace otro punto que nuevamente podría indicar abuso de poder.

Se trata de la llamada telefónica de Trump al ministro del Interior de Georgia, supuestamente pidiéndole que "busque" votos para ganar la elección que ya haía ganado Biden.

Los abogados de Donald Trump argumentan que el juicio es inconstitucional

El 13 de enero, por los votos de los demócratas y diez republicanos, la Cámara de Representantes acusó formalmente a Donald Trump de incitar a un levantamiento contra el estado. El juicio oficial del ex presidente comenzará hoy, con el Senado de 100 miembros como jurado. Los acusadores electos de la Cámara de Representantes argumentan que al repetir la tesis del fraude electoral durante dos meses e instar a sus seguidores a luchar, el expresidente de Estados Unidos incitó a una multitud a atacar el Congreso en el que murieron 5 personas.

Los abogados del expresidente argumentan que sus apelaciones a los partidarios fueron puramente retóricas y no un llamado a la violencia. También argumentan que Donald Trump es actualmente una persona privada y el juicio político en su contra es inconstitucional. Para una condena en el procedimiento de juicio político, se necesitan dos tercios de los votos en el Senado de 100 miembros.

Esto significa que al menos 17 republicanos tendrían que unirse a los demócratas, lo cual es poco probable. Durante la votación de procedimiento que precede al proceso, solo 5 senadores republicanos votaron a favor de reconocer como constitucional la acusación del ex presidente.

Así funciona el procedimiento

En 2020 Trump fue absuelto, gracias a la mayoría republicana en el Senado.

La pregunta ahora es: ¿qué pasa con la lealtad de los colegas del partido de Trump esta vez? Después de que el proceso de juicio político fuera iniciado por la mayoría democrática en la Cámara de Representantes, ahora le corresponde al Senado decidir si la acusación se mantendrá.

Los 100 senadores actúan como jueces. Si al final dos tercios del Senado lo aprueban, Trump se considera condenado. Pero esto requeriría 17 votos republicanos más además de los democrátas.

El procedimiento de un vistazo

  • Nueve parlamentarios demócratas, encabezados por Jamie Raskin, encabezarán la acusación como los llamados gerentes de juicio político.
  • Trump está representado por los abogados Bruce Castor y David Schoen.
  • Aún no se ha determinado la secuencia exacta y la duración del proceso.
  • En principio, la acusación y la defensa tendrán tiempo para presentar sus argumentos.
  • Los senadores, que fueron condenados a guardar silencio durante las negociaciones, con toda probabilidad podrán formular preguntas por escrito. Los fiscales le han pedido a Trump que testifique bajo juramento, pero el ex presidente se ha negado.
  • Al final del proceso hay una votación. Se requeriría una mayoría de dos tercios para un veredicto de culpabilidad, equivalente a 67 senadores.
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!