La duquesa Meghan de Sussex obtuvo una gran victoria el jueves de esta semana en Londres, ganando un juicio sumario en su contenciosa demanda contra un tabloide por invadir su privacidad, cuando publicó partes de una carta que le escribió a su padre.

Después de más de un año de audiencias y escritos, el juez del Tribunal Superior Mark Warby dictaminó que un juicio por el caso, programado para el otoño, era innecesario, otorgando el juicio sumario que buscaba Meghan y, por lo tanto, poniendo fin al caso a favor de la duquesa.

En un comunicado, Meghan criticó al tabloide Mail on Sunday por "prácticas ilegales y deshumanizantes".

"Para estos medios, es un juego", dijo en su declaración. "Para mí y para muchos otros, es la vida real, las relaciones reales y una tristeza muy real. El daño que han hecho y continúan haciendo es profundo".

"El reclamante tenía una expectativa razonable de que el contenido de la carta se mantendría en privado. Los artículos del Mail interferían con esa expectativa razonable"; dijo Warby en su fallo por escrito. "Tomadas en su conjunto, las revelaciones fueron manifiestamente excesivas y, por lo tanto, ilegales. No hay perspectivas de que se llegue a un juicio diferente, después de un juicio".

Los abogados de Meghan argumentaron que el Mail on Sunday y su editor, Associated Newspapers, no podían defenderse de sus afirmaciones de que el tabloide invadió su privacidad e infringió sus derechos de autor al publicar extractos de su carta.

Ella busca daños y perjuicios por sus reclamos, pero ese tema aún está pendiente. Ella ha dicho que donará el dinero que reciba a una organización benéfica anti-bullying.

Los duques desean evitar la invasión abusiva a su privacidad

Ganar esta demanda ha sido otra victoria para el duque y la duquesa de Sussex en sus continuos esfuerzos por hacer retroceder en los tribunales civiles la cobertura de los medios en Gran Bretaña y en California (donde ahora viven), que consideran invasiva o abusiva.

Si el caso hubiera ido a juicio, existía una gran posibilidad de que Meghan, de 39 años, tuviera que subir al estrado para testificar, lo que podría haber sido vergonzoso para ella y para la Familia Real, que rara vez o nunca testifica en la corte.

Además, se esperaba que su padre, algunos de sus amigos y algunos ex miembros del personal de Sussex en Londres fueran llamados a testificar por el Mail on Sunday.

La duquesa agradeció a los tribunales

Meghan emitió un comunicado en el que expresaba su gratitud a los tribunales por hacer que el tabloide "rinda cuentas por sus prácticas ilegales y deshumanizantes". Ella dijo que tales tácticas no son nuevas y que el mundo necesita noticias confiables y verificadas.

"Lo que hacen The Mail on Sunday y sus publicaciones asociadas es lo contrario. Todos perdemos cuando la información errónea vende más que la verdad, cuando la explotación moral vende más que la decencia y cuando las empresas crean su modelo de negocio para beneficiarse del dolor de la gente"; agregó.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!