La variante sudafricana de COVID-19 se encontró en un residente del condado de Nassau; informó dijo el domingo el gobernador Andrew M. Cuomo. Es el primer caso confirmado de la variante contraído por alguien que vive en la ciudad de Nueva York.

La secuenciación realizada en una muestra del individuo realizada en un laboratorio de la ciudad de Nueva York y confirmada en el laboratorio del Wadsworth Center del estado mostró que era la variante sudafricana; dijo Cuomo en un comunicado de prensa.

Los científicos y los funcionarios de Salud temen que la variante pueda ser más contagiosa, menos sensible a los tratamientos y más propensa a reinfectar a las personas que ya tenían el virus.

La variante sudafricana se identificó, por primera vez, en los Estados Unidos a fines del mes pasado en Carolina del Sur. Se descubrió que un residente de Connecticut hospitalizado en la ciudad de Nueva York también tenía la variante la semana pasada; informó Cuomo.

Es probable que el residente del condado de Nassau que dio positivo por la variante sudafricana no sea el único en Long Island con la cepa; dijeron los expertos. "Todavía no tenemos una claridad sobre cuántos casos de estas variantes existen en nuestra área"; afirmó el Dr. David Hirschwerk, un experto en enfermedades infecciosas y presidente interino de medicina de la Escuela de Medicina Zucker en Hofstra Northwell en Hempstead.

"A partir de ahora, una pequeña proporción de las pruebas positivas se someten a secuenciación genética.

Ese tipo de pruebas aumentará constantemente".

Hirschwerk explicó que los investigadores saben menos sobre la cepa sudafricana, que sobre la cepa del Reino Unido de COVID-19, que se ha descubierto que es más fácilmente transmisible y más virulenta que la original.

"Probablemente es una cepa que se propaga más fácilmente, pero exactamente cuánto más y si es más virulenta, esa información está realmente pendiente"; explicó Hirschwerk.

Aunque ha habido dudas sobre la eficacia de las vacunas COVID-19 disponibles contra las variantes, Hirschwerk instó a las personas a que se vacunen cuando sean elegibles, porque reducirá la posibilidad de contraer una aparición grave de la enfermedad de coronavirus.

"Sigue existiendo un gran beneficio al recibir las vacunas, no solo porque esta cepa probablemente todavía sea una pequeña parte de las cepas que estamos viendo, sino que la vacuna tiene un gran beneficio contra la cepa del Reino Unido, así como contra la cepa estándar"; agregó Hirschwerk.

El anuncio del primer caso de la cepa sudafricana en el estado se produjo cuando la tasa de casos positivos de COVID-19 en Nueva York cayó por debajo del 3%, por primera vez, desde el 23 de noviembre.

Más de 6 mil nuevos contagios se registraron en condados de Nueva York

El estado registró 6.610 nuevos casos de COVID-19 el sábado, incluidos 546 en el condado de Nassau y 513 en el condado de Suffolk.

"Seguimos viendo una reducción en la positividad y las hospitalizaciones en todo el estado, lo cual es una buena noticia, y este progreso nos permite reabrir aún más la válvula de nuestra economía"; explicó Cuomo en un comunicado.

"Pero con el descubrimiento de un caso de la variante sudafricana en Nueva York, es más importante que nunca que los neoyorquinos se mantengan alerta, usen máscaras, se laven las manos y se mantengan socialmente distanciados.

Ahora mismo estamos en una carrera, entre nuestra capacidad vacunar y estas variantes que están tratando de proliferar activamente, y solo ganaremos esa carrera si nos mantenemos inteligentes y disciplinados".

La variante sudafricana del Covid-19 es más contagiosa

En un comunicado, la ejecutiva del condado de Nassau, Laura Curran, dijo: "No creemos que la variante sudafricana sea más mortal, pero puede ser más contagiosa. La mejor respuesta es continuar con las precauciones probadas y verdaderas: usar máscaras, evitar reuniones sociales, distanciarse, quedarse en casa y hacerse la prueba cuando se está enfermo".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!