Esta enfermedad que fue pandemia en el siglo XIV en el continente Europeo y que acabó con la muerte de casi 60 millones de personas es una enfermedad olvidada que ahora vuelve a atacar, esta vez en Madagascar y que ya ha terminado con la vida de 40 personas entre los meses de Agosto y Noviembre y, con un total de 119 infecciones de momento, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El contagio de esta enfermedad infecto-contagiosa, se suele producir a traves de la picadura de pulgas infectadas por la bacteria causante de esta enfermedad, la Yersinia Pestis y cuyo hábitat son los roedores de la zona.

La enfermedad tiene diferentes formas y, una de ellas, la más letal es la forma de peste neumónica, la cual afecta al 2% de los infectados en Madagascar y que puede transmitirse de persona a persona.

Este nuevo brote de peste se ha detectado en siete regiones del país además de en Antananarivo, la capital del país. Si además tenemos en cuenta que debido a la densidad poblacional con la que cuenta el país cuyo sistema sanitario es de los más paupérrimos, la probabilidad de contagio y extensión de la enfermedad se convierte en algo muy preocupante.

Debemos tener en cuenta que Madagascar es un país muy pobre y que ya han habido varios brotes de la enfermedad. Los brotes que tuvieron lugar en 2011 y 2013 se llevaron la vida de casi un centenar de personas y si además tenemos en cuenta que durante la epoca de lluvias que en este país dura desde noviembre a abril, época en la que los roedores se van hasta las ciudades y los pueblos, la posibilidad de contagio aumenta de forma considerable.

La enfermedad se transmite de persona a persona a traves de la saliva por lo que la tos es una vía de contagio segura. En cuanto a los síntomas de la enfermedad estos comienzan siendo: fiebre alta, cefaleas, dificultad respiratoria, tos y esputos sanguinolentos. Más tarde comienza a evolucionar y los síntomas se agravan de manera importante dando lugar a edema pulmonar y problemas en la circulación sanguínea.

Cada año la OMS certifica miles de caso de peste en diferentes zonas del planeta, entre 1.000 y 2.000 casos por año. Ya en 2010 se registraron casos en Perú y en 2009 en China, lugares donde la enfermedad acabó con varios de los infectados. Por lo tanto, no debemos olvidar que la peste por muy lejana o erradicada que nos pareciera estar es una enfermedad que hoy en día debe seguir siendo un tema de preocupación social.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más