Kurt Gödel era un lógico, matemático y filósofo de origenaustriaco que se vio obligado a emigrar a Estados Unidos cuando Hitler seanexionó Austria en 1938. Está considerado uno de los cuatro grandes lógicos dela historia, junto a Aristóteles, Gottlob Frege y Alfred Tarki. Y no es paramenos, en su haber tiene descubrimientos matemáticos y lógicos querevolucionaron estas ciencias abstractas.

A este respecto, destacan sus dos teoremas de incompletitud,que demostraba que todo sistema formalizado suficientemente completo, erainconsistente (se comprometía con alguna proposición falsa).

Y si eraconsistente, entonces era incompleto (no podía demostrar la verdad de todos susteoremas).

Pero no vamos a hablar aquí de estos temas abstractos. Echemosun vistazo a la actualidad de la política internacional: en Estados Unidos secelebrarán elecciones al Senado mañana mismo. Bueno, todos sabemos que las elecciones deEstados Unidos, sean al Senado o sean presidenciales, son una noticiainternacional. Y es aquí donde Gödel entra en escena. Resulta que estoscomicios están respaldados por la Constitución de los Estados Unidos, ahorabien, Kurt Gödel estudió este texto constitucional y descubrió una contradicciónque, según su punto de vista, podría permitir convertir el país en unadictadura fascista.

¿Qué fue exactamente lo que descubrió Gödel? Vayamos porpartes. Una vez que Gödel llegó a Estados Unidos, pasó allí unos añostrabajando como profesor. Tras ese periodo decidió solicitar la nacionalidadestadounidense. Para conseguirla, tenía que superar un examen de ciudadanía ycontar con personas que lo avalaran. El asunto de los avales lo tenía resuelto,ya que contaba con Albert Einstein y el matemático Oskar Morgenstern.

Y preparar el examen tampoco supondría un grave problemapara un matemático de la talla de Kurt Gödel.

El caso es que, a pesar de queera una prueba sencilla, Gödel profundizó en la Constitución de los EstadosUnidos, hasta que se topó con una contradicción que según su punto de vista,podría llevar al país a una dictadura militar de corte fascista.

Al descubrir tal cosa, Gödel llamó a Morgenstern paracomunicárselo. Estaba muy excitado y Morgenstern y Einstein lo tranquilizaron ytrataron de convencerlo para que no sacara el tema ante el juez que lo iba aexaminar.

De este modo, llegó el día en el que Gödel tenía queenfrentarse al examen.

Tras unas cuantas preguntas, el juez inició unaconversación que estuvo a punto de iniciar un debate sobre la Constituciónestadounidense que le hubiera costado a Gödel el conseguir la nacionalidad. Estafue la conversación:

— Usted tenía la nacionalidadalemana hasta ahora, ¿no?

— Austriaca — le corrigió Gödel.

— Es igual — prosiguió el juez —,aquello fue durante una horrible dictadura, pero afortunadamente eso no puedepasar aquí.

— ¡De ninguna manera, yo puedodemostrarle que sí!

Entonces Gödel comenzó a explicarle al juez cómo era elloposible. Sin embargo, el juez, que se llamaba Philip Forman, se dio cuenta deque el lógico se estaba metiendo por un camino por el que no conseguiría lanacionalidad, así que lo interrumpió y le concedió la nacionalidad, mientrasque Einstein y Morgenstern se afanaban por calmarlo.

Bien, pero, ¿cuál es la famosa contradicción de la Constituciónde Estados Unidos? Lamentablemente es una incógnita.

La historia se queda ahí.Al parecer Gödel (y Einstein y Morgenstern) se llevaron el secreto a la tumba.No obstante, algunos estudiosos apuntan al artículo quinto, que, al parecer,permite cambios en la constitución sin establecer límites a dichos cambios. Sinembargo, otros estudiosos piensan que esta respuesta sería demasiado simple.

Sea como fuere, las elecciones al Senado que se celebraránen Estados Unidos mañana martes, lo harán en el marco de una Constitución que,según uno de los genios más grandes de la historia, es inconsistente,conteniendo una contradicción lógica que permitiría instaurar una terribledictadura fascista, similar a la de la Alemania nazi.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más