La arquitectura emocional intervenida por una selección de ganadores del Premio Rocard.
El Museo Experimental el Eco cumple su misión planteando obra contemporánea.
El vacío de la casa Goeritz roto con pequeñas pero poderosas intervenciones.
La sala Domit en un primer piso, vestida con la expresión derivada del SIDA.
El arte objeto disimula su contenido colgado a la vez de un cuadro e invita a la inmersión.
A blanco y rojo, Lily Reynaud nos exige considerar la enfermedad desde My Epidemic
1 de 6

Photogallery - Vigente la arquitectura emocional como escenario del vacío en el Siglo XXI