2

Si eres fan de los géneros de ciencia ficción, suspense y terror, pero sobre todo de los muertos vivientes, la también conocida como Estación Zombie será tu hit.

La historia recuerda a películas como Soy leyenda (2007) y series como The Walking Dead (2010), donde la infección se propaga “a mordidas”. No obstante, la surcoreana en cuestión propone un enfoque social en torno al valor de la familia y a la división de clases representadas por los distintos personajes que aparecen a lo largo de la trama, la cual tampoco es previsible.

Se trata de una narrativa ágil, emocionante, emotiva, violenta, y con mucha acción, tanto que tiene el título del estreno más taquillero en la historia del Cine coreano con más de 872 mil espectadores tan sólo el día de su estreno, y más de un millón y medio el primer fin de semana, de acuerdo con los datos del medio newdaily.co.kr.

Todo comienza cuando Seok Woo (Gong Yoo), un gestor de fondos adicto al trabajo y divorciado, decide pasar tiempo con su hija Soo An (Kim Su Ahn) y llevarla por su cumpleaños a ver a su madre, quien vive en Busan. Para llegar a su destino, padre e hija abordan el KTX (Korean Train Express) en una estación de Seúl, donde también viajan Sang Hwa y Sung Kyung, un obrero y su esposa embarazada; Yong Suk, un egocéntrico director ejecutivo; En-Gil y Jon-gil, hermanas de edad avanzada; un equipo deportivo de secundaria; y un hombre sin hogar.

Es entonces cuando comienza el contagio, una mujer con herida de mordedura en la pierna se convierte en zombie y ataca al asistente de operación. El virus se extiende a través de los pasajeros y, Seok Woo y su hija luchan por su supervivencia y forman un grupo de protección.

Vídeos destacados del día

A diferencia de los éxitos estadounidenses, los zombies de Train to Busan realizan su transformación en vida, es decir no cuando ya están muertos, y no comen cerebros, una característica común en el género.

Además, la película cuenta con un elenco conocido, por lo menos entre los fieles seguidores del “hallyu” o entretenimiento coreano, ya que se tiene como protagonista a Gong Yoo, actor, modelo, y cantante reconocido por doramas como Goblin (2016-2017), Big (2012), City Hunter (2011), y Coffe Prince (2007); y la prometedora Kim Soo Ahn, que con 11 años ya ha participado en más de 20 películas, entre las que destacan Mad Sad Bad y Sprout (2014), donde obtuvo reconocimientos como mejor actriz.