el hongo, un restaurante familiar hecho a base de amor, buenas vibras y mucha cultura, hace labores para concientizar a chicos y grandes por igual, c ompartiendo distintas disciplinas como música, pintura, talleres de lectura y escritura, danza, diversas actividades al aire libre, competencias de ajedrez y ahora con un nuevo proyecto creando una banda de música.

Se fundó el 25 de julio de 2013 y - desde ese entonces - cada sábado es dedicado a trabajar con los niños de la comunidad, donde se encuentra ubicado El Hongo.

Hoy después de 4 años algunos de estos niños han crecido y las herramientas culturales que aprendieron en este lugar los ha llevado a tener un mejor futuro y a ser más felices habiendo tenido una experiencia única e inolvidable

El Hongo tattoo shop

El Hongo, amante de la pintura, ha llenado todas las paredes del interior del restaurante con dibujos, pinturas y graffitis hechos por distintos artistas, así como también por los niños (ahora artistas) de la comunidad.

Estos pequeños han salido a las calles de la comunidad en busca de más paredes donde pintar murales, mandalas y todo lo que les venga a la imaginación.

Las edades de los niños varían desde los 5 hasta los 15 años. Los más pequeños son felices con dos crayolas y una hoja con algún dibujo impreso para colorear, mientras que para los más grandes pueden usar pintura de óleo y utilizar un lienzo.

Panza llena corazón contento

El restaurante se caracteriza por la comida mexicana con platillos preparados con mucho amor, desde clásicos como las enchiladas, chilaquiles y pollo con mole. Los vegetarianos tienen opciones como la hamburguesa de hongos, chiles rellenos y diversas ensaladas que te harán olvidar la carne.

El ambiente del restaurante es muy tranquilo, debido a que está rodeado de árboles y naturaleza, alejado de la ruidosa Quinta Avenida.

Un buen café de olla, un cappuccino o simplemente un vaso con agua hacen que las pláticas en El Hongo sean una experiencia rica y saludable, en compañía de tu familia o de nuevos amigos, que siempre encontrarás ahí.

Por mi raza hablará mi espíritu

Además de los talleres sabatinos también hay pláticas con músicos o artistas locales e internaciones, que enseñan a los niños nuevas experiencias para que busquen su camino mientras son felices.

Así que no olviden visitar El Hongo en playa del carmen. Aquí les comparto un video que grabé ahí hace un tiempo.

¡Muchas gracias por leer este artículo! ¡Hasta la próxima!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más