El caribe mexicano es un lugar lleno de belleza que nos envuelve en un viaje de colores, sabores y sensaciones únicas. Nos traslada a épocas diferentes, donde la naturaleza nos lleva de la mano para sentir y explorar su exuberante selva, sus encantadoras aguas cristalinas de cenotes y un mar azul turquesa que enamora a todo el que lo visita.

Quintana Roo es uno de los destinos favoritos de muchos turistas y nos ofrece un sinfín de actividades de aventura, cultural y también de lugares para visitar que valen la pena descubrir, como el que hoy te invito a conocer Las grutas de Kantemo.

La Cueva de la Serpiente

Las grutas de Kantemo o mejor conocida Cueva de la Serpiente Colgante se encuentran en el municipio de José Maria Morelos, Quintana Roo. Este lugar se caracteriza por la densa flora y fauna que habita en la selva. La comunidad maya aún conserva sus tradiciones en las cuales se ven manifestadas cotidianamente en la alimentación, su vestimenta, su lenguaje innato maya, las costumbres y las festividades de su pueblo.

En este lugar hay una cueva, donde cada noche ocurre uno de los acontecimientos más impresionantes que la naturaleza nos puede obsequiar; el reunir a miles de mamíferos moviéndose anunciando el inicio de las actividades nocturnas.

Como todos sabemos, las cuevas es una típica formación subterránea considerada como un cenote de caverna. En su interior la poca luz de las lámparas nos deja conocer un cenote de agua cristalina y resto de fósiles que nos muestra la vida acuática que vivió en el lugar hace millones de años.

Para disfrutar de esta aventura empezarás con un recorrido en bicicleta apreciando un sendero selvático, donde la única compañía será el canto de las aves y la naturaleza hasta el punto de reunión.

Espectáculo único de la naturaleza

Al caer la noche presenciaras como miles de murciélagos que habitan en la cueva saldrán en busca de alimentos, mientras que las serpientes manchadas o ratoneras, se cuelgan en silencio en la oscuridad hasta llegar a quedar suspendida por medio de la cola y - posteriormente - se balancean en espera de que su presa pase cerca de ellas, para cazarla enrollarla en su cuerpo y lentamente asfixiarlas y devorarlo.

Es un espectáculo de la naturaleza.

El paseo en la cueva termina visitando un sitio de agua, donde habitan peces ciegos, que se han adaptado y no tienen desarrollado el sentido de la vista, debido a que en la obscuridad perpetua de la Cueva no lo necesitan.

Después de hora y media de recorrido se regresa a la salida, para posteriormente cenar y degustar la cocina yucateca e ir a descansar en las cabañas instaladas en el pueblo, donde serás arullado por todos los sonidos de la selva.

Cómo llegar a Kantemó

Saliendo de Valladolid, Yucatán se toma la carretera hacia Peto, en dirección sur hacia Quintana Roo, se llega a Dziuché, tomando la desviación hacia Tihosuco y en seguida a 2 kilómetros se encuentra la comunidad de Kantemó.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más