Para entender la relación entre la mente, la conducta y la estabilidad emocional del ser Humano, es necesario entablar la relación compuesta de las Neurociencias, gracias a éste concepto generado en el siglo XX es más cómodo practicar el arte de entender el movimiento neural de nuestro ser, la asimilación del aprendizaje y el afán del conocimiento.

Todo lleva una necesidad de entender el comportamiento humano, y el por qué de la existencia del éxito y de las malas acciones, no todas las personas poseemos estrella, según la mística del éxito, otros nacemos estrellados cargando problemas sin resolver; pero todo es solo paradigmas necios que no solucionan nada sino que dan falsas explicaciones a la razón de la existencia humana.

Dejando claro que la suerte no existe, tan solo como lo explicaba el filósofo francés Voltaire “Suerte es sencillamente el encuentro directo y didáctico entre el conocimiento y la oportunidad, por tanto, las estrellas reveladoras de las que se hablan son fantasía, tan solo hay oportunidades esperando a ser vistas por las personas que en realidad buscan enriquecer su conocimiento para verlas a plenitud con un toque de imaginación y optimismo.

¿El éxito es cuestión de suerte?

Entonces rápidamente podemos contestar que obviamente No, el éxito es un estado estable del ser humano, en donde existe una tranquilidad de logro ante una meta trazada, es decir que se gana algo, ese algo tuvo una motivación y dicha motivación fue una idea que estuvo latiendo firmemente como pensamiento. Así pues la cadena no es más que la explicación del origen de la carrera del éxito, el cual empieza a existir en la mente.

Entonces eso que se conoce como mente positiva, es la asimilación que puede hacer cualquier individuo que toma la decisión de tener éxito en sus labores; la visión solo plantea oportunidades y dificultades que nacen con una fortaleza por trabajar. Los problemas no existen como tal, son situaciones prestas a generar nuevas y mejores ideas "Conocimiento que desencadenan creatividad", esa es la gran concepción de la eficacia de una mente de éxito, posibilidad de explotar el poderoso órgano que es el cerebro generando pensamientos productivos, que seguidamente deben ser tomas de acción bien elaboradas.

Todo ser humano tiene la posibilidad de ser un individuo de éxito, solo necesita trazar el proyecto, tomar acción con determinación y mantener en mente clara su visión.