La iniciativa es impulsada por el "Concejal de la Familia", Marco Fidel Ramírez y pretende que en las horas de mayor congestión del sistema de transporte público, las mujeres tengan acceso a las sillas rojas; para Ramírez lo que se busca es prevenir el acoso sexual y mejorar la seguridad dentro de los articulados.

¿Media incluyente o segregacionista?

Este proyecto surge como respuesta a los constantes acosos de los que son víctimas las mujeres en Transmilenio; sin embargo, ha generado un gran rechazo en varios sectores de la población. Para la concejal Lucía Bastidas, quien se opone a la propuesta, ésta es una medida segregacionista porque “no busca solucionar el tema de fondo, que es el de la seguridad de las pasajeras.

Para eso se debe asegurar que puedan denunciar y que la justicia sea efectiva”.

Pero eso no es lo que piensan sus defensores, otro de los ponentes del proyecto, el concejal Rubén Darío Torrado califica la propuesta como innovadora y necesaria, para mejorar la calidad de vida de las mujeres. También en ese sentido el "Concejal de la Familia" asegura que “en la competencia por una silla se presentan agresiones y maltratos físicos hacia la mujer y, en este ambiente de caos, se facilitan los manoseos y abusos a través de roces o fricciones, que son acosos sexuales”. Sobre este tema también puede interesarte la campaña en la CDMX contra el acoso sexual en el transporte público.

Sin embargo, a la Secretaria de la Mujer, Cristina Vélez tampoco le gusta el proyecto, afirma que “no es una solución a este tema tan sensible, lo que tenemos que trabajar es que las sillas se deben ceder a quien las necesite, independientemente de su condición.

Falta cultura ciudadana y ya se están implementando medidas”. Eso es precisamente lo que alegan varios colectivos feministas, que consideran esto como "paños de agua tibia", pues lo que se necesita es una verdadera transformación cultural.

Lo cierto es que de aprobarse el proyecto, las mujeres tendrían uso preferencial de las sillas rojas durante las horas pico, comprendidas entre las 6:00 a.m y 9:00 a.m. - 5:00 p.m. a 8:00 p.m. y uso prioritario en las horas valle. También en Colombia este lunes comienza a regir el nuevo código de Policía.

Todo apunta a que la mayoría de concejales apoyarían la iniciativa y no sería esta la primera vez en la semana, que el papa Francisco visita Colombia, que el Concejo aprovecha para darle luz verde a proyectos, que han suscitado el rechazo de la ciudadanía; pues este jueves se aprobó en primer debate el cupo de endeudamiento, para hacer la troncal de TransMilenio por la carrera séptima.