blade runner 2049 es la ansiada secuela [VIDEO] de la obra maestra de culto Blade Runner, dirigida por Ridley Scott en 1982. En una era en la que el Cine está plagado de secuelitis, franquicias para aventar pa’rriba [VIDEO], y reboots y remakes como si no hubiera una mañana [VIDEO], es súper refrescante el encontrarse con una secuela que no solo respeta y construye sobre las bases establecidas por su antecesora, sino que además trata con respeto a su audiencia, tanto a los fans de la cinta anterior, como a los espectadores nuevos y/o casuales.

Como es su costumbre, Denis Villeneuve, director del filme, ha elaborado una historia audiovisual exquisita, tanto en términos técnicos como narrativos, contando con que el espectador tenga la suficiente inteligencia para seguir la trama por sí mismo, sin hacer que sea absolutamente necesario haber visto la cinta original para comprender la nueva, pues todo queda explicado de manera concisa dentro de este mismo filme.

Lo cual no quiere decir que Villeneuve nos dé la historia peladita y en la boca. Como mencionaba, hay que echarle algo de seso para comprender cabalmente todo lo que ocurre y obtener la experiencia más rica posible de esta cinta.

Y yo tampoco les voy a contar la película

Este es el tipo de películas que son importantes en esta época, hechas con pasión, meticulosidad y con un mensaje importante, películas que van más allá de la simple tarea de proporcionar un par de horas de entretenimiento y que, además de ello, reflejan la intención de sus creadores de que los espectadores obtengan algo de valor después de ver el filme, que se enriquezcan un poco aunque sea intelectualmente, algo en qué pensar, pues. Así que, no hablemos de lo que pasa en la película, sino de lo que trata la película.

Al igual que en la cinta anterior, se nos permite presenciar una perspectiva distinta de la vida: aquella de los replicantes, series artificiales creados para la servidumbre y el cumplimiento de tareas específicas, y el dilema que representa el que estos seres lleguen a ser más humanos que sus creadores.

2049 nos revela que algunos de estos seres fueron hechos con el objetivo concreto de enamorarse uno de otro, e incluso de procrear entre ellos.

Por lo tanto, estos impulsos pasionales y estas emociones, aunque predeterminadas e independientes de su voluntad, podría decirse que son incluso más genuinas que aquellas de un humano “verdadero”, pues sobrepasan cualquier resistencia del ego, cualquier consideración lógica y cualquier prejuicio por ambas partes. ¿En qué momento una creación sobrepasa a su creador? ¿Es una cuestión física, intelectual, o emocional? ¿Hay alguna métrica para determinar verazmente quién es más y quién es menos humano? ¿Podríamos decir que las emociones de nuestras creaciones son de menor calidad que las nuestras?

Una película muy filosófica

Es que la película es muy filosófica y muy personal. Pero no por eso a la película le faltan momentos muy intensos de acción y suspenso. Las actuaciones por parte del elenco son excelentes en su mayoría, con la posible excepción de Ryan Gosling, que si bien no da una mala interpretación, sí parece tener problemas haciendo que su rostro exprese las mismas emociones y/o intenciones que sus palabras y acciones demuestran.

No sé si fuera una decisión intencional, pero parece como que fue al dentista antes de grabar y tenía la cara todavía anestesiada, o algo así.

Por su parte, la cinematografía del filme es increíble. Incluso dejando de lado su tremenda riqueza intelectual, esta es fácilmente la película mejor filmada del en lo que va del año. Cada toma está excelentemente encuadrada y enfocada, toda transición de una toma a otra tiene total sentido, y la iluminación, junto al movimiento de cámaras, contribuye tanto a la historia como los diálogos y las acciones de los personajes.

Y ya me estoy quedando sin espacio para seguir hablando maravillas de este filme. Como mother! [VIDEO], es una cinta con poderosos mensajes y distintos niveles de sutileza, pero a diferencia del mencionado filme, dichos mensajes son transmitidos con mucha mayor claridad y tal vez sean más relevantes aún. Vayan a ver Blade Runner 2049. Se lo deben a sí mismos.