Kingsman 2: El Círculo Dorado [VIDEO] se estrenó el pasado 29 de septiembre en México, siendo uno de los últimos estrenos importantes [VIDEO] en un mes de septiembre que trajo bastantes sorpresas para la pantalla grande. El filme, dirigido nuevamente por el británico Matthew Vaughn, continúa la historia de Gary “Eggsy” Unwin, interpretado por Taron Egerton, en su nuevo papel como el agente secreto Galahad mientras los kingsman enfrentan una nueva amenaza a nivel mundial.

En ésta ocasión, Julianne Moore aparece como la villana Poppy Adams, cuyo ridículo nombre oculta a la reina del narcotráfico en todo el mundo (según la ficción del filme), cuyo plan ultra-malvado consiste en esparcir un virus por todo el planeta mediante las drogas que trafica, tomando como rehenes a millones de usuarios de las mismas, con el objetivo de que algunas de éstas drogas sean legalizadas, con un consumo controlado por leyes mercantiles y tasas de impuestos que contribuyan a la economía mundial y… ¿dónde está la maldad en todo esto? Pues en que si el presidente de los Estados Unidos no accede a ser el primero en promulgar la ley que legalice las drogas, todos aquellos millones de personas sufrirán una muerte grotesca y agonizante.

Y, como para asegurarse de que nadie se entrometa, Poppy envía un agente para destruir a los Kingsman casi por completo. Afortunadamente, los sobrevivientes reciben la ayuda de los Statesman, que básicamente son la versión estadounidense y embotellada de los agentes británicos. Y ahí le voy a parar, para no meterme en spoilers.

Bajo tal premisa, la cinta aprovecha muchas de las cosas que hicieron de su predecesora un éxito sorpresa, especialmente en lo que se refiere a subvertir o sublimar los tropos del género de espías, especialmente de la franquicia del 007. A diferencia del famoso James Bond, el agente Eggsy/Galahad es un hombre de origen humilde, tiene conexiones personales realistas y duraderas, trata a las mujeres decentemente (en especial a su pareja), y toma su Martini exactamente al revés que el 007.

A diferencia del Martini, la película sí se siente algo agitada

El filme también aprovecha para agregar bastantes más elementos de acción, drama y fantasía tecnológica, aunque no siempre se sabe controlar. Si bien los nuevos elementos dramáticos son manejados excelentemente, el lado cómico sufre un poco por ello: hay algunos momentos súper ridículos en lo que a acción o concepto se refiere, y se hace hincapié en ellos como elemento cómico, pero esos momentos son más escasos que en la anterior entrega.

Por su parte, las escenas que avanzan la trama entre una escena de acción y la siguiente no son muy consistentes en cuanto a mantener nuestra atención se refiere, y algunas muestran un sentido del humor más bien lamentable, especialmente una escena que tiene que ver con seducir a alguien en un concierto. De igual forma, si bien la premisa de la antagonista es bastante controversial e interesante, y la interpretación de Julianne Moore es buena, el personaje no tiene mucho qué hacer durante la película, por lo que su impacto se ve algo disminuido.

En cuanto a elementos técnicos, los efectos a computadora no siempre se ven tan bien como podrían pero, de ahí en fuera, la cinematografía y el audio son excelentes. A pesar de lo anterior, Kingsman 2 es un buen filme de acción que, si bien no captura completamente la frescura y novedad de la primera, al menos sí cumple con la promesa de seguir derribando algunos estereotipos del género, y celebrando otros tantos.