Llegó el mes del año en donde aquí en tierras Mexicanas celebramos el tradicional ritual que honra a nuestros difuntos y desde el 31 de octubre comenzamos con los preparativos, para deleitar a quienes pasaron a mejor vida.

Esta festividad que nos llena de orgullo, cuenta con varios elementos importantes como son: el papel picado, la hermosa flor de cempasúchil, la comida, las frutas, las calaveras de azúcar, el copal y el incienso; pero sin duda es la ofrenda que logra darle un valor simbólico a todos estos elementos, que engalanan el Día de Muertos en México. [VIDEO]

La ofrenda es un ritual colorido que nos ayuda a "sentirnos" cerca de nuestros muertos, es como si tuviéramos un diálogo con su recuerdo, con su vida, la vida que vivimos cuando estaban en este plano terrenal; pero también este ritual nos remite a una mezcla cultural, donde las veladoras, algunas flores y ceras fueron herencia de los europeos, cuando vinieron a "civilizarnos"; mientras que los indígenas decoraban con sus sahumarios, el copal, la fruta, los tamales, las hermosas flores cultivadas en Xochimilco y demás manjares preparados con vegetales y frutos de nuestra tierra.

No olvidemos que la ofrenda aparte de mezclar culturas, hace un mix de elementos religiosos, prácticas rituales y funerarias, en donde los muertos son los principales protagonistas, a quienes los llamamos por medio de fragancias que nacen de las flores, el incienso y el copal.

Antes de aventarnos a poner una ofrenda a algún familiar, amigo o conocido, debemos conocer un poco de la simbología que debe contener una ofrenda, aquí te explico algunos de los elementos que no deben faltar para que tu difunto llegue este 1y 2 de noviembre.

Elementos imprescindibles para recibir a nuestros difuntos

Al ser una acción de culto y veneración místico-reliogiosa, la ofrenda se convierte en un concepto de fe y creencia personal de la inmortalidad del alma. En una ofrenda no debemos olvidar estos elementos que a continuación enumero, recuerda que para que nuestros difuntos "vengan" debemos recordarles el camino a casa.

  • Agua: Se ofrece a las ánimas para que calmen su sed después del largo recorrido, simboliza la pureza del alma.
  • Sal: Elemento que purifica el alma.
  • Veladoras, cirios y velas: Símbolo de luz, sin embargo, en algunas comunidades o pueblos de México dependiendo el número de veladoras, indica el número de almas que recibirá la familia. Existe una creencia de que dependiendo del color de los cirios o velas simboliza duelo, tristeza o alegría. Pero sin duda, la principal función del fuego en una ofrenda es proveer de luz y ayudar a encontrar el camino a casa.
  • Copal: Ayuda a limpiar el lugar y sacar a esos espíritus malos. No queremos que nuestros difuntos tengan un regreso dificultoso.
  • Flores: Gracias a su colorido y estela de fragancias, las flores simbolizan y adornan la festividad, pero más que eso, ayudan a generar un camino colorido. El cempasúchil no debe faltar, su aroma llena el cuarto y así la estancia del difunto será amena.
  • Pan de Muerto: Dentro de la cultura religiosa, el pan se representa como "el cuerpo de cristo", sin embargo para aquellos que no quieren creer en la onda religiosa, digamos que el pan es el símbolo de "compartir".
  • Foto del Difunto: No olviden poner la foto de su difunto para llamarlo, para recordarle su vida terrenal y sobre todo para no olvidarlo.
  • Comida y Fruta: Muchos creen que es importante poner platillos de origen mexicano, pero la realidad es que al ser el "difunto" nuestro invitado de honor, lo mejor es colocar "su platillo preferido".

Y entonces, ¿ya compraron lo que pondrán en su ofrenda?, no olviden hacerla colorida, llena de flores, catrinas elegantes [VIDEO], papel picado, y si su difunto es un niño que tristemente dejó esta vida, no olviden ponerle su dulce favorito y un juguete.

Para otras culturas podría parecer de miedo este ritual, pero para los mexicanos, es una parte arraigada de nuestra rica cultura.