* La conexión entre el artista y la Volvo, permitió una obra de arte como resultado.

La SUV, XC90 Excellence, la joya de Volvo, robó miradas al servir como el lienzo de “Moncho” González de 41 años, artista originario de la Ciudad de México, en el pasado AutoArt 2017.

En un evento de más de 300 invitados, se celebró la edición 2017 del AutoArt, donde un espectáculo de autos de lujo se llenaba de color, por las manos de artistas, quienes plasmaban en las carrocerías, sentimientos emergidos de los coches.

Por lo que esta belleza de la SUV Volvo, sirvió los mundos de tecnología automotriz y la inspiración de un artista con una obra descrita como alegre y mexicana, que se complementa con un lienzo soñado para muchos, e incluso para Moncho.

El artista encargado de utilizar la XC90 como lienzo nos platicó su sorpresa al enterarse de cuál pintaría: “Mucha emoción, Volvo es de los mejores coches y esta camioneta es perfeccionista, justo como mi pintura, ambas te hacen sentir bien, y tanto la camioneta como lo que busco en mi pintura, reflejan comodidad”, acotó.

La obra terminada podría describirse como única, digna del reconocimiento y aplauso de todos los asistentes, a lo que Moncho mencionó, el estar agradecido de que pudiera pintar ese modelo de Volvo, “su tamaño es perfecto y el poder tenerla cerca me recalcó el gusto por la marca”, nos dijo en entrevista.

Moncho se define como un pintor que refleja emociones y sentimientos con colores, y sus obras conectan tanto como el amor, la magnificencia, la paz, la alegría e invita a quienes las miran a dejarse sentir y proyectarse en las obras como una lectura interna en calma.

Sin duda, la conexión entre el artista, el lienzo y la inspiración son las herramientas para una obra de arte, por lo que tener como el segundo a la Excellence de la marca Premium en fabricación de automóviles, aportó una gran sazón.

Entre los demás artistas se encontraban:

Demian Flores, Elena González, Marielle Quevedo, Denis Miranda, Héctor Bitar, Ginna Pani, Luis Rodrigo, Junior Mariano, Leomar, Álvaro Juárez, Juan Carlos Jasso y Moncho, quienes a pesar de contar con muchos espectadores, no se dejaron cohibir, logrando enfocarse cada uno en sus artes.

Así como la Volvo, muchos otros vehículos se convirtieron en lienzos del arte de muchos pintores, cada uno con una técnica diferente, que concordaba con los autos a pintar, incluso un jate fue producto de esta magia.