2

Se dice que las personas con facciones joviales poseen una fuerza seductora, por lo que resultan más atractivas a los ojos de quien busca la belleza. La atracción deriva de lo primero que nuestra mente asocia al observar un rostro joven, también influyen las sensaciones experimentadas y las fantasías recreadas.

Para comprobar esta teoría, la investigadora Olga Chelnokova del Departamento de Psicología de la Universidad de Oslo, comprobó que nuestro sistema visual, puede centrar su atención en ciertas partes de un rostro, y registrar la información que un individuo considera más importante.

Concluyó que de ciertas estructuras cerebrales proviene cierta reacción, misma que interfiere cuando evaluamos el atractivo visual de otras personas.

Principales razones

  • Por "enamoramiento"

Un semblante benévolo es muy persuasivo, por lo que fácilmente somos convencidos o influenciados en el intento de controlar la fascinación hacia quien lo posee.

  • Nos sentimos vigorizados

El entusiasmo e idealismo que atribuimos a las personas jóvenes en apariencia, se relaciona con la corta edad que aparentan y la vitalidad que transmiten.

  • Aumento de la fertilidad

Desde tiempos remotos, la fertilidad se asocia con la juventud, diversas culturas han rendido culto a esta cualidad, que por lo regular caracteriza a las mujeres en edad temprana. En la mitología griega, Hebe era la personificación de la juventud.

  • Aspecto saludable

La piel tersa y sin arrugas se adapta a las facciones pequeñas que hablan por sí mismas de la edad de un hombre o mujer, a su vez, estos rasgos se asocian con la buena salud de las funciones motoras.

  • Referencias en la literatura

Diversos autores, detallan el erotismo y la atracción que surge del deseo por alguien, tal vez más joven que nosotros, despertando así la curiosidad e incrementando la fascinación.

La juventud en nuestra apariencia

Con el tiempo, si la atracción por un aspecto jovial persiste, (y parece que sí) habrá que perfeccionar la manera de disimular la edad y la apariencia.

Como muestra de ello, en la modernidad existen aplicaciones donde las mujeres son rejuvenecidas virtualmente en rasgos y voz, por medio de una Tecnología cosmética, que termina de representar el estereotipo deseado.

Finalmente nos preguntamos si el físico, la convicción, o ambos, son factores decisivos para sentirnos atraídos por estos rasgos; y de igual forma nos preguntamos si esta atracción debe quedarse en nuestra imaginación o debe salir a flote.