La historia es testigo de la lucha de la mujer por lograr el respeto de sus Derechos y vivir dignamente sin violencia de ningún tipo, en los centros escolares podemos encontrar una solución.

Una forma de atención es actuar con medidas preventivas a los actos de discriminación y violencia de género, para ello es importante asumir una actitud participativa y reflexiva.

Mujeres: objeto de trueque y falta de equidad de género

Desde que se concedió el voto a la mujer el 17 de octubre de 1953, cuando aparece en el Diario oficial de la Federación, se han dado numerosas luchas en diversos ámbitos de la sociedad, desde lo laboral hasta la educación incluso el trabajo doméstico, sin embargo, la mujer sigue luchando por lograr el reconocimiento de una sociedad y sobre todo se respeten sus derechos a ejercer una libertad actuar, de pensamiento, del ejercicio de la sexualidad y el derecho a una vida libre de violencia.

Hace poco en los noticieros matutinos se comentaba el caso de la venta de mujeres adolescentes en los estados de Oaxaca y Chiapas, es una práctica de muchos años, donde la mujer es considerada objeto de trueque, es una vieja forma de conseguir bienes o servicios, que nos sorprende a quienes no vivimos en esas comunidades y gozamos de las ventajas de vivir en ciudades que cuentan con todos los servicios y con medios de información que nos proveen del saber y ejercer los derechos.

Para muchos resulta una sorpresa que en pleno siglo XXI en sociedades tan avanzadas en ciencia, tecnología e información, nos encontremos con usos y costumbres que afectan los derechos de mujeres y niños, y que las autoridades y sociedad lo permitan. Aunque en México se ha avanzado en el tema de la protección de los derechos de las mujeres [VIDEO], aún es un proceso que no acaba de consolidarse, pues en muchas ciudades seguimos reproduciendo actos de discriminación y desigualdades en el trato a la mujer.

Con esta visión podemos comprender por qué las relaciones entre hombres y mujeres se tornan violentas (INMUJERES, 2007)

Igualdad para prevenir la violencia contra las mujeres en los colegios

En el año 2007 se da un informe: “Acceso a la justicia para las mujeres víctimas de violencia en las Américas, emitido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en ese informe se habla de la “grave situación de violencia y discriminación”, se presenta la existencia de diversas formas de violencia y discriminación, que es derivada de factores como la desigualdad, los prejuicios sociales, las ideas y creencias, así como practicas que se piensa son ley o son actos normales. Derivado de esto la Secretaría de Educación Pública se ha encargado de promover en las escuelas una educación libre de violencia, donde la igualdad y equidad de género prevalezca. En los programas de estudio se abordan temas donde se da la pauta para desaprender prejuicios y conductas agresivas, así como desarrollar competencias que promuevan la resolución de conflictos de manera pacífica.

Estas iniciativas darán su fruto en el futuro, pero es necesario que los maestros y padres de familia sean los primeros en fortalecer la equidad, formar niños con habilidades y actitudes reflexivas y sin violencia. Desde tu rol en la sociedad, ¿cómo vives la equidad de género?