2

La película de Disney [VIDEO]-Pixar, UP, es una de las más apreciadas por el público. Tanto chicos como grandes fuimos conmovidos por la historia del Señor Fredricksen, quien como último gesto romántico decide cumplir el sueño de su esposa difunta de vivir en “Cataratas del Paraíso”. Por lo que decide llevar su casa volando, con la ayuda de miles de globos de helio.

El sueño de alcanzar las alturas en una explosión de color, se volvió realidad hace un par de días en Sudáfrica, cuando el británico Tom Morgan se aventuró a volar por el cielo de Johannesburgo montado en una silla de acampar, atada a 100 globos con helio.

¿Por qué volar usando globos?

Esta no es la primera vez que Tom Morgan pone su vida en riesgo; ya que pertenece a una compañía llamada “The Adventurists” que se dedica precisamente a hacer aventuras y experimentarlas como una forma de arte (eso se lee en la página de la compañía) y además, recaudar fondos para diversas causas benéficas.

The Adventurists ha recaudado en diferentes ocasiones más de 5.000 libras para organizaciones en pro de hallar una cura contra el cáncer y de detener el cambio climático, entre otras.

Esta aventura comenzó originalmente en Botswana, donde se hizo el primer intento, sin embargo las condiciones fueron adversas por lo que se mudaron a Sudáfrica. Una vez en Johannesburgo, debieron buscar las perfectas condiciones climáticas para emprender el vuelo. Finalmente, Tom logró elevase por el cielo de Johannesburgo, alcanzando una altura de aproximadamente dos kilómetros y recorriendo una distancia de 25 km.

¿Cómo fue vivir la experiencia de Up?

Tom describió la experiencia como “atemorizante y fascinante a la vez”. Mientras fue fascinante; cumplir el sueño de volar utilizando solamente globos, experimentar la libertad y tranquilidad de estar en las alturas.

También cruzó por su mente la idea de la muerte, pues debido a los cambios de temperatura los globos empezaron a reventarse, haciendo a la silla perder altura lo que lo llenó de miedo.

“Fue verdaderamente, una experiencia que no se puede explicar. Flotar sobre el cielo de África en una silla barata de campamento, colgando de un montón de globos. Fue algo pacífico y terrorífico a la vez” Fueron las palabras que Tom le dijo a la prensa.

Sin embargo, este no es el fin de la experiencia pues la aventura a su vez es una prueba de otro evento que The Advenurists esperan realizar próximamente, donde esperan recaudar más de mil libras esterlinas para diversas organizaciones.