Aunque Hugh Jackman le ha dicho adiós semi-oficialmente al personaje de wolverine, la historia de este último y de los demás personajes relacionados con él, dista mucho de haber terminado. Siete meses después de que el filme Logan se estrenara en cines, el director, James Mangold, se halla a sí mismo reflexionando sobre el inesperado éxito de la cinta, así como en las posibilidades de expandir un poco el mundo en que se desarrolló la trama.

Si bien es raro que un filme de superhéroes rompa o desafíe las convenciones del género, esto es algo que hemos visto con cada vez más frecuencia, desde el impresionante desempeño crítico y comercial de The Dark Knight (El Caballero de la Noche, Christopher Nolan, 2008), con ejemplos recientes como Deadpool en 2016, así como Logan y Wonder Woman (Mujer Maravilla) este año.

Algo que la mayoría de estos filmes tiene en común es su énfasis en historias auto-contenidas, en el desarrollo de sus personajes (aunque sea los protagonistas), sus personalidades y sus motivaciones. No son simplemente arquetipos reaccionando a situaciones riesgosas, que se dan a su alrededor con la esperanza de que la audiencia reaccione arrojándoles su dinero, son personajes complejos que llevan sus propios puntos de vista específicos y, con ellos, un mensaje qué compartir.

Parece que, de a poquito, cada vez hay algo más de libertad creativa

Hay un cierto nivel de libertad creativa e ideológica, que viene con el hecho de no tener que insertar tu película [VIDEO], dentro de una enorme y compleja narrativa pre-existente. Si bien Wonder Woman, forma parte de la continuidad del Universo Expandido DC, el filme no dedicó más de 5 minutos a establecer su lugar en dicha narrativa.

Por su parte, Deadpool y Logan, al no estar relacionados directamente con el MCU, tuvieron rienda suelta para desarrollar historias completamente independientes, con Logan llegando al grado de asesinar a los demás X-Men “fuera de pantalla” como forma de tener aún más libertad narrativa.

Lo anterior, sumado a un nuevo nivel de confianza, que algunos ejecutivos han decidido poner en los directores y escritores [VIDEO] de los filmes, ha ido dando sus frutos, lo cual se ve muy bien reflejado en el recibimiento que audiencia y crítica han dado a las cintas; lo que a su vez se refleja en la cantidad de dinero que estas generan (porque para los ejecutivos, todo se resume a eso: dinero). Todo lo anterior anima a Mangold a seguir adelante con su idea, para un filme sobre Laura, alias X-23.

Especialmente, el éxito de Patty Jenkins con Wonder Woman y lo que ello significa para las directoras en la industria, así como para cintas con protagonistas femeninas. "El éxito de Patty con su película, sólo refuerza más la idea para los estudios cinematográficos que hay menos que temer con una protagonista femenina”, dijo Mangold a The Hollywood Reporter.

"Cuanto más éxito tiene la cinta, más espacio tengo yo para decir: Bueno, aquí estamos con una protagonista femenina. Eso es increíble. ¿Y qué vamos a hacer con ella?. Y ahí es donde estamos, con el guión de Laura en este momento, soñando".

X-23 tendría sus propias aventuras, independientes de otras continuidades

Junto a Mangold, también hay otras personas trabajando en el proyecto, como Craig Kyle, creador del personaje de X-23 en 2003, quien está colaborando con el texto, y Hutch Parker, quien estaría regresando como productor del filme. La realización del filme no está 100% confirmada, pues el estudio (20th Century Fox) no ha dicho nada al respecto. “Tan solo estamos trabajando en un guión”, dijo Mangold. Sin embargo, esto podría favorecer la calidad de dicho guión, pues aún no tienen ejecutivos respirando sobre sus nucas haciendo demandas.

Al respecto, Parker comenta: “Sí, hay otras facetas del personaje que nos gustaría explorar de forma independiente. Es probable que no sea con el mismo tono, ni orientado hacia el mismo género que Logan, pero creo que se han abierto nuevas posibilidades para todos nosotros en este universo, tomando elementos y tradiciones de diferentes géneros, y ahora hay nuevos caminos que abrir para nuevos personajes, de los que habitan dicho universo”.

También han declarado su interés en que Dafne Keen regrese en su rol como Laura, después de que su interpretación fuera uno de los elementos mejor recibidos de la cinta anterior. Alguien que no estaría involucrado con el proyecto sería Hugh Jackman, quien no sólo ha decidido “colgar las garras”, sino que ha declinado también el participar como productor. “No, no seré productor, ni actor en una sequela sobre Laura,” declaró, “pero seguro que seré de los primeros en la línea el Jueves de su estreno, a las 10 pm. Ella [Dafne] es simplemente fenomenal”.