La compositora experimental y pionera de la música electrónica nacida en Estados Unidos, Pauline Oliveros, murió el 24 de noviembre de 2016, a los 84 años. Fue mejor conocida por su filosofía de "escucha profunda" (Deep Listening), un enfoque de la música que describió como "escuchar todo lo posible sin importar lo que se esté haciendo."

Su trabajo exploró la diferencia entre la naturaleza involuntaria de la audición y la naturaleza voluntaria y selectiva de escuchar. Ella acuñó el término "escucha profunda" en 1988, después de descender cuatro metros en una cisterna subterránea para hacer una grabación (disfrutando del juego de palabras, que le permitió bromear sobre sus éxitos "underground").

Su instrumento principal fue el acordeón, y continuó haciendo música y experimentando hasta el final de su vida.

Pauline reflexionando sobre el origen de su inacabable curiosidad por el sonido, dijo que sus composiciones son una combinación de: "1) Toda la música que he escuchado. 2) Todos los sonidos del mundo natural que he escuchado, incluyendo mis propios sonidos biológicos internos. 3) Todos los sonidos del mundo tecnológico que he escuchado. 4) Todos los sonidos de mi imaginación.”