9

Aunque siempre será más fuerte nuestra percepción inmediata de la calle, ir al Zócalo te obliga a meterte de lleno a la dimensión de una ciudad sustentada en su cultura. Sea por metro, las vitrinas te van intrigando; o a pie, cada instalación en la Plaza de Armas es una aventura cognoscitiva.

Dentro de las decenas de citas infaltables para cualquier turista o local, regresamos a dos de nuestros palacios favoritos. El primero se yergue sobre las bases del Templo a Tezcatlipoca, "el espejo humeante", en otro; La Casa de las Ajaracas destaca frente a la constante investigación arqueológica del Templo Mayor. [VIDEO]

Son tantos los elementos que comprenden este pequeño paseo por la Plaza Manuel Gamio, que es fácil reconstruir la visita prefiriendo acercarse al Palacio Nacional, al Museo de las Culturas o al Exteresa Arte Actual.

Hay quién preferirá meterse a la Catedral, de donde no es fácil salir, quién ya conoce tendrá claras las razones por las cuales tomar como destino el Museo de Arte de la SHCP representa seleccionar, así mismo, de entre muchas actividades que ofrece la institución.

El Edificio Colonial desde que cayera Tenochtitlán, se construyó para alojar a los poderes de la Iglesia; de modo arbitrario o premeditado se usaron las mismas piedras sobre el templo de una deidad mesoamericana, aveces benéfica al hombre, pero no siempre.

Desde que se abrió como Museo en 1994, la rehabilitación de su arquitectura dio vista a las bases de alguna escalinata y sus dos patios, jardines, arcadas y amplias galerías han permitido a la Secretaría cumplir con su noble misión.

La iniciativa de proteger su colección de muebles y obras clásicas, difundirlos, abrir margen a la investigación, proteger y exhibir también la obra que han recaudado bajo la modalidad de "pago en especie" comprenden su acción cultural.

En el Palacio del Arzobispado y sus opciones culturales

En este cierre de temporada convive la obra de la "Sala de percepción táctil Francisco Zuñiga" de sus pasillos invitando al público en general y especialmente a los grupos vulnerables a que toquen piezas recaudadas de autores como Cortázar, Pedro Coronel y Victor Hugo Castañeda.

En homenaje al autor del mural "Canto a los héroes", sobre las historia, en el propio edificio, se ha organizado una muestra antológica del José Gordillo, pintor de la segunda camada de muralistas, discípulo de Rivera, Siqueiros y Orozco.

Una amable colección de retratos y desnudos nos permiten ver otra faceta del radical pintor quién fue uno de los últimos en usar el arte y la pared como soporte de la memoria colectiva y tabla moral del Patriotismo.

En seguida se muestra otra retrospectiva del Chihuahense Benjamín Domínguez quién bajo el título de "Un Legado" se instala como uno de los muy contados maestros tradicionales cuya obra resplandece con técnicas y temas antiguos.

La mano del egresado de la Academia, autodidacta y colaborador del Museo del Virreinato en Tepotzotlán se va depurando del presente creando con inmácula habilidad vestidos dorados e imitaciones de época.

Con un tiempito se camina hasta el Museo Archivo de la Fotografía, en esa misma calle hay diversos locales para tomarse algo, se encuentra el Centro Cultural España, otra Galería de la SHCP y el Hostal del Mundo Joven.

Dos muestras que fraternizan: Nayoa Hatakeyama y Raghu Rai.

Rikusentakata es el objetivo de una pequeña colección de fotos enmarcadas que giran entorno a lo que dejara un terremoto y un tsunami.

Se añaden algunos textos donde el autor medita sobra la destrucción, las fuerzas de la naturaleza y el error humano que trata de domarlas.

Arriba, montadas también de modo tradicional las fotos de Raghu se dispersan en la imposible tarea de representar a la India postcolonial, desde la intuición de su fuerza espiritual, hasta el desdoblamiento de la idiosincrasia en el tren de la americanización.