2

Es emocionante y hasta cómico ver el regreso del muñeco con ojos rojos montando su bicicleta; escuchar esa risa burlona y ver una cinta pegada en él con la leyenda "play me", marca un nuevo inicio de: "I want to play a game".

Regresa el sangriento vengador

Sabemos bien que John Kramer pasó a "mejor vida" un par de entregas atrás, en la saga Saw, pero su legado continua a través de sus seguidores. Es así que en esta nueva entrega, Jigsaw [VIDEO] revive para tomar nuevas víctimas. ¿Quién está detrás del juego? Por increíble que parezca, todo indica que Kramer ha vuelto. Así lo dice el ADN encontrado en la sangre de los cadáveres que aparecieron; con caras destrozadas a la mitad, consumidos por ácidos o cortados cruelmente por todo el cuerpo.

Por momentos es casi inevitable pensar que, de alguna forma, Kramer es la persona detrás de este nuevo juego, uno donde se ven atrapados 4 personajes; todos ellos responsables de haber tomado deliberadamente la vida de personas inocentes. Es así como este vengador tomaba a los participantes y es así, como cada uno debía enfrentar a la muerte, pagar su deuda con sangre, confesar y sólo así, tener una oportunidad para vivir.

Suspenso más que terror

Sinceramente algunos podrían pensar que es demasiada sangre y crueldad lo que los juegos de Jigsaw representan, pero para otros es sólo la pieza clave de estas Películas, donde hay que entender el por qué y el cómo. Por qué los participantes deben pasar estas pruebas y como llegaron hasta ese punto. Esto es lo que hace justicia a su nombre, formar el rompecabezas es lo que mantiene el suspenso [VIDEO] y el interés de los espectadores.

La película por sí sola es entretenida y, como siempre, te mantiene con los ojos entre cerrados y el estómago revuelto. Es difícil ver como vuelan pedazos de piel, mientras alguno de los elegidos para la prueba pierden partes de su cuerpo, al mismo tiempo que intentan sobrevivir a cualquier precio. Pero, ¿realmente Kramer era tan despiadado?

Reflexionando acerca de la historia detrás de las toneladas de sangre, se logra entender la sed que tenía por vengar a los indefensos; así fue desde la muerte de su esposa. Comenzó por poner a los responsables de horribles crímenes a prueba, siempre dándoles la oportunidad de confesarse y luchar por su vida; los invitaba (cruelmente) a preocuparse por otros, e incluso a dar la vida por alguien más. Así, si salían triunfantes, podrían entender la importancia y el valor de estar vivos, de cuidar de sus seres queridos y ver más allá de los vicios, que los habían arrastrado, hasta ese escalofriante cuarto lleno de objetos de tortura.