Tállate bien los ojos y revisa el calendario, porque aunque parezca una noticia del 28 de diciembre pasado, al fiel estilo de las bromas prácticas del Día de los inocentes, esta no lo es, ya que Los Ángeles Azules están poniendo de cabeza la web con la noticia de que se estarán presentando ni más ni menos que en el mítico festival de música estadounidense, Coachella 2018.

Esto se va a descontrolar

El cartel de este año podía pasar relativamente desapercibido con artistas de la talla de The Weekend, Beyoncé y Eminem, pero tremenda sorpresa nos llevamos al encontrar entre las letras chiquitas del cartel a los pioneros de la cumbia del barrio de Iztapalapa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Cine

Dicho suceso tendrá lugar en el Empire Polo Fiel de Indio, California, los días viernes 13 y 20 de Abril.

In your face, Trump

Por supuesto que no es la primera vez que Coachella “experimenta” con números de esta naturaleza, pero parece que los organizadores están queriendo dar un mensaje directo a la entrañas de este país.

Todo ello alimentado por la ola de “buena onda” que se esta tirando a las distintas expresiones artísticas de connacionales como respuesta a la violencia discursiva del presidente #Trump hacia nuestro país.

Merecido éxito

Noticias como esta nos hacen entender el fenómeno cultural que los grupos históricamente segregados en nuestro país están viviendo, pasando de ser un placer culposo a una moda. Ya la habia roto el años pasado #Bronco en el Vive Latino, logrando que todos los presentes entre rockeros, skatos y poperos, cantaran al ritmo de “Oro”, “Libros Tontos” y “El Sheriff de Chocolate” [VIDEO]. De ese modo “17 años” se llevó el año entre fiestas y memes. Análisis digno de un estudio sociológico.

Un camino largo

Independientemente de la naturaleza o veracidad del placer por el género, nos encantan los escenarios que la música que le da voz al pueblo mexicano está logrando pisar.

Y, aunque aun quedan otro olvidados de igual o mayor importancia que Los Ángeles Azules en el contexto del regional mexicano, es un buen comienzo para acercar a las nuevas generaciones a la buena música.

Solo esperamos que con ese orgullo y autoridad que pisarán el escenario de Coachella en el gabacho, no olviden pronto hacer una gira por los miles de pueblitos que los encumbraron en el lugar que hoy se encuentran. Contemos pues los días en el almanaque para ver a las Jay-z y las Kardashian bailar al con los acordes guapachozos de "17 años".