"De un coloso a otro, felicidades por el lanzamiento de Shadow of the Colossus" tuiteaba Bethesda como celebración por Shadow of the Colossus que ya se encuentra a la venta para Play Station 4.

Ya es habitual que las empresas se feliciten entre ellas –algunas bastante originales– por sus logros, ventas y/o nuevos títulos; y, en este caso, Bethesda no se quedó atrás. Aprovechando la similitud del título Wolfenstein II: The New Colossus con el tan esperado Shadow of the Colossus, Bethesda felicitó, de una manera muy original y divertida, deseando mucha suerte a Sony y Bluepoint Games por su nuevo título que ya es posible jugar.

El juego es considerado por muchos como una obra maestra de la Play Station 2; después de 13 años de su lanzamiento original, llega a nosotros un remake para la Play Station 4 que le hace justicia por haber sido hecho desde cero y con un gran apartado visual para volvernos a atrapar en su mundo, pero esta vez en 4K para aquellos jugadores entusiastas [VIDEO].

No sabemos lo que está pasando cuando empezamos a jugar, sólo vemos a un chico montado en su caballo cargando el cadáver de una chica muerta, cruzamos un puente y llegamos a un templo (o lo que queda de el). Adentro, después de colocar a la chica en un altar, escuchamos unas voces que nos dicen que para intentar revivirla tendremos que matar a 16 colosos. Pero... ¿quién es la chica? La voz que nos habla, ¿a quién pertenece y de dónde proviene? Lo que estamos a punto de hacer, ¿servirá de algo? ¿es lo correcto? Los colosos son las únicas especies habitantes en el planeta, pacíficas que no molestan a nadie. El protagonista de nombre Wander, al igual que nosotros como jugadores, tampoco tiene idea de lo que está pasando; él sólo quiere revivir a la chica.

Grandes distancias recorreremos en nuestro caballo y, con ayuda del resplandor de nuestra espada, localizaremos a estas gigantescas y majestuosas criaturas para acabar con ellas.

Al encontrarlas, es fácil preguntarnos ¿por qué deben morir? no hacen daño a nadie. La verdad es que no le han hecho nada a nadie, somos nosotros quienes vamos a atacarlas y ellas se tienen que defender.

Una historia, que mientras se avanza, más oscura y compleja se vuelve. Cada que acabamos con un coloso, regresamos al templo de forma automática para ver cómo se destruye el pilar que lo representaba y continuar con el siguiente objetivo. El combate contra estos gigantes suele ser complicado; subir en ellos y encontrar su punto débil mientras se mueven y se defienden logra ser un reto [VIDEO].

Shadow of the Colossus es, sin duda, una maravilla visual, un gran reto con una historia interesante que puede atraer a jugadores nuevos y tocar el corazón de los nostálgicos.