Un ícono de la escena punk de la década de 1970, Nancy Spungen se despidió prematuramente el 12 de octubre de 1978, a la edad de 20 años. Su compañero, igualmente problemático, el rockero inglés Sid Vicious, sería acusado de apuñalar supuestamente a Spungen en el estómago en el infame Chelsea Hotel de la ciudad de Nueva York. Antes de que pudiera ser condenado por la herida fatal, el ex bajista de Sex Pistols se suicidaría con una sobredosis de heroína el 2 de febrero de 1979. Tenía 21 años.

Desde entonces, y gracias a la idealización de aquella relación tormentosa, los dos ganando una reputación como el Romeo y Julieta del punk rock [VIDEO].

Al recordar el fallecimiento del líder de Sex Pistols, hemos reunido algunos datos curiosos sobre esta particular pareja.

Como si su colección de cuchillos no fuera lo suficientemente siniestra, Vicious también era conocido por practicar cortes mutuos en su torso para complementar su apariencia en el escenario cada vez que iba sin camisa. El 11 de octubre, Spungen sorprendería a su novio amante de las cuchillas con un cuchillo plegable, con una pieza de acero de 5 pulgadas y un jaguar tallado en su mango negro. Trágicamente, Sid usaría ese regalo en el estómago de Nancy al día siguiente, alegó la policía.

Aunque Vicious no era ajeno a las drogas, Spungen supuestamente le presentó lo que se convertiría en el pasatiempo favorito de la pareja: la heroína. A la edad de 17 años, Nancy financió su hábito de drogas a través de la prostitución y se instaló en Chelsea.

Después de que ella y Sid se conocieron en Londres, Vicious se familiarizó formalmente con esta droga.

En una carta escrita por Sid, arrancada de un bloc de notas del cantante, éste escribió que lo que le gustaba de Nancy era su "gusto fabuloso en la ropa" y "pies sexys", así como destacó su "gran sentido del humor" y el hecho de que ella era "una gran estafadora".