Bienvenido estimado lector a esta nueva sección de mi labor como Local Guide, donde cada jueves podrán leer recomendaciones de restaurantes, cafeterías, bares, puestos callejeros y todo aquel sazón que merezca ser reconocido por su esfuerzo y talento para que usted quien me lee visite y comparta conmigo su experiencia.

Paco, la joya del Restaurante Café Madero

Su nombre es Francisco José Mendoza Palacios, tiene 25 años y junto a su "jefita" - como él le dice - están avencindados en el Municipio de Coacalco de Berriozabal en el Estado de México, su vida desde pequeño sido dura, su adolescencia llena de adrenalina y riesgo, aunque en su vida adulta aún sigue metiéndose en algunos problemas se ha mantenido siempre viendo hacia delante pese a los obstáculos en su camino.

Devoto a la Santa Muerte y leal a sus amistades, encontré en él un sentido amplio de la fidelidad a sus , familia pero sobre todo a sí mismo, a sus creencias y opiniones.

Enchiladas: su especialidad

Días después de conocerlo y al escuchar tan buenas recomendaciones hacia su trabajo me propuse visitarlo en su lugar de trabajo: el Restaurante Café Madero ubicado sobre la Vía López Portillo a metros de la estación del Mexibús L2 Ex Hacienda San Felipe.

Acudí en su horario vespertino del 9 de febrero, creo intuyó llegaría ya que salió por un momento de su cocina para saludar, tomé asiento, el restaurante es cálido pese a estar lloviendo afuera, música suave ideal para comer, fui atendido por un excelente mesero de nombre Ángel Valdez Escobedo, no se cuánto tiempo lleve trabajando ahí pero su atención hace suponer ser la de un experto.

Ya leyendo la carta, recordé que Paco - como le llaman sus amigos- me dijo que su toque son las enchiladas así que decidí probarlas, en la carta del Madero [VIDEO] tiene una buena variedad de estas: las especiales de la casa, suizas, hidalguenses y queretanas entre otras más y fue precisamente esas dos la órden de esa tarde.

El mesero mencionó que "Paco nos había consentido" al ver tan suculento platillo, sus enchiladas [VIDEO] queretanas repletas de pollo por dentro y por fuera, la salsa en su punto, nada ácida y el toque de lechuga con aguacate y queso acompañaron perfectamente, después las hidalguenses con el mejor chile huajillo que jamás he probado, sus papas, pollo y el perfecto emplatado lograron un deleite al paladar. Paco nos contó con orgullo que anteriormente lo habían mandado a felicitar, ahora supe el porque.

Las enchiladas fueron acompañadas por media jarra de agua de pepino con limón, exquisita, y de postre una copa de fresas con la crema batida deliciosa que pocas veces lector y amigo podrá derretir en su boca.

Ángel Váldez el mesero que nos atendió siempre al pendiente, muy atento y puntal.

Tuve la oportunidad de entrevistar a una comensal de nombre Margaret quien comentó lo siguiente:

"me gustó mucho, me llenó, la salsa verde tiene un sabor inigualable, yo podría comerlas diario"

Así es como concluyó esta agradable visita, salí contento y satisfecho de haber comido tan suculentas enchiladas que le invito y recomiendo comer , y como sugerencia pregunte por Paco para que él mismo les de fe de lo que aquí les escribo.

Agradezco a las facilidades a la jefa de piso Gabriela Castillo.