La última corrida de la Temporada Grande de la Monumental #Plaza México de este 11 de febrero tenía guardado un hecho que pasará a la posteridad. El rejoneador Andy Cartagena y su toreo vuelto arte, indultaron a Copo de Nieve, el cuarto toro de la tarde propiedad de la ganadería de Reyes Huerta.

Un toro bravo que se conectó con el tendido y que galopó, acometió y embistió en todo momento a la cuadra presentada por el torero alicantino. Con Humano, negro de capa, se fundieron burel y jinete en una pintura de óleo sobre arena; un ruedo que fue acariciado por la mano noble y el pisar elegante. Unión confundida por la distancia milimétrica de astas y crines sueltas.

El público de pie ante el torero de a caballo, exigió el indulto al término de las banderillas puestas al violín en un mar eufórico de taurinos que Cartagena supo arengar al paso de los tercios con la vistosidad de su cuadra, aderezado por el quite de Jorge López.

Tras el rejoneo de la rosa, el rejón de muerte fue entregado ante la reacción emocionada de Cartagena quien aparentemente no se había dado cuenta que el juez de plaza había mostrado el pañuelo de indulto, ese que representa el respeto y amor al animal, el cual los verdaderos aficionados sueñan con ver al asistir a la plaza.

La historia de este triunfo puede verse incluso desde el morbo que ni Pablo Hermoso de Mendoza ha conseguido en el Coso de Insurgentes una gesta así, pero más allá de eso, la casta del de Reyes Huerta no desmereció al tener su hermano un arrastre lento en el primero de la tarde, anticipo tal vez de lo que se venía.

Arturo Macías

Por su parte, un Arturo Macías concentrado y elegante, supo canalizar la experiencia reciente de la cornada en el cuello, para librarse del miedo y torear con mente y cuerpo, fuera de la adrenalina que lo hizo volver a ese toro de octubre de 2017 en Aguascalientes y que casi termina en tragedia.

Macías retuvo y dominó a sus bien presentados #toros de Las Huertas, cortando una oreja a cada uno, tras un aviso en el quinto, a pesar del revolcón que le dio este último y de lo retardado de su último tercio, pero a sabiendas que el fin de la Temporada Grande es el inicio del año y de las ferias, por lo que "El Cejas" salió a triunfar con la muleta.

Leo Valadez

Por su partel joven Leo Valadez enfrentó a los dos de la corrida sin opciones; tuvo que apurar al tercero de la tarde alocado, saltador visitante del callejón, que arrollaba y que por lo mismo podía levantarlo del suelo. Con el sexto tuvo la mala suerte que el astado se lastimara una pata por lo que también tuvo que apurarse en el tercio de la muerte. Tuvo silencio en ambos toros. La historia estaba ya contada: Andy Cartagena para la eternidad por el indulto a Copo de Nieve y dos orejas para Arturo Macías. #mundo