8

No está muy lejos el día cuando tengamos a nuestra disposición festivales de contenido audiovisual de cualquier país. Esto es la globalización; la era del entretenimiento. Recomendamos ampliamente, renovarse con la emisión gratuita e ininterrumpida del famoso My French Film Festival.

Este año no ha sido la expeción, del 19 de enero al 19 de febero, regresa el espíritu de un drama muy agudo que vive la sociedad europea quebecana y de migrantes quienes confrontan la ideología de la Revolución Francesa.

No hay en México nada parecido. Durante un tiempo limitado se espera que millones de usuarios a nivel mundial accedan a contenidos que tal vez no lleguen a los circuitos comerciales, aunque muchas cintas son tan fuertes como el mejor refrito de Hollywood.

10 Participantes en la emisión de este año

Desde el punto de vista didáctico consideramos oportuno explorar este año varias categorías en las que se distribuyen los 10 participantes de esta VIII emisión 2018.

Por otra parte, el festival incluye varios eventos incluyendo un par de galas para inaugurar desde París el concurso y para los premios.

myfrenchfilmfestival.com es una referencia pública para entender la pluralidad étnica. México, por el contrario, siendo un país mestizo, no representa en su cinematografía la diversidad de este tipo de festival que presenta producciones con temas de Irán u otras etnias que se han vuelto francesas sin mezclar las razas.

De 7, disfrutamos la categoría del Teen francés. En este año 1:54 por ejemplo de Yan England, narra el bully desde la mirada Canadiense. Es un problema sin duda entender cada acento, mas el Festival ofrece subtítulos en muchas lenguas para que no quepa duda.

En La Boda (Noces), Lina El Arabi debe resolver sus tradiciones consintiendo el aborto y al laisse faire de la mujer empoderada, mientras que en Ava, Lea Mysius se representa a los13 para abordar a un árabe callejero y así vivir su aventura amorosa antes de quedarse ciega.

Tambien Chasse Royale de Gueret y Akoka habla de una puberta y con breve planteamiento se describen los modos de las escuelas y las familias actuales.

El festival estará disponible hasta el 19 de febrero en su portal, en salas de cine y en Air France en el segundo semestre de este año

El cierre ofrece el premio Lacoste por los votos que dan los internautas, el de prensa especializada internacional y el Chopard de un Jurado de directores.

Son decenas de patrocinadores como Renault Nissan y I tunes, en una trayectoria que engloba instituciones como la IFAL, Telefilm 5, la CNC y Swiss Films por ejemplo y así mismo aliados como Le Monde y Daily Motions por decir sólo algunas. Revisando la sección Hit the road, en Crash Test Aglaé, Julie Depardieu acompaña a India Hair en un road movie hasta la India. El humor negro nos conduce a la crítica social, al existencialismo, al problema obrero patronal.

En What the F...rench!, se inserta lo bizarro como en Lazare de Tristan Lhomme o Belle a croquer de Axel Courtière representando el exceso estético ante los límites de la tolerancia; se explota así mismo el romance, acercándose al tema de género (refiriéndome al que se refiere a la diversidad).

Siempre muy erótico el lente galo gusta de propuestas como Un vestido para el verano donde se plantea el problema de la identidad.

En Rock & Roll, la película más extrema que hayamos visto, Marion Cotillard hace de side kick a un nuevo tipo de superhéroe afrancesado para reconstruir la carrera de los cuerentones. Esta competencia no representa la vida en rosa. Salvo en animaciones como La Muerte, padre e hijo de Winshlus y Walgenbitz, no hay un mundo feliz, ni musicales; este año escacearon las comedias.

En New Horizons, el despertar de una nueva generación de artistas, se expresa con producciones hechas a la medida de la Realidad Virtual; Wie or Die, por ejemplo, ya no supone una audiencia que va a la sala de cine, sino en una tecnología diferente de reproducción para ver varios puntos de vista en tiempo real.

Hay películas que no están disponibles y hay países que pagan para poder participar. Uno desde su ordenador decide y accede involucrándose en la medida de su pasión por descubrirse, tal vez de modo un poco masoquista, a las bendiciones del séptimo arte [VIDEO].