2

Hola mis queridos lectores, en el día de hoy hablaré sobre una de las apariciones [VIDEO] más célebres en el llano venezolano, El Hachador Perdido, este espanto deambula por los bosques de la llanura venezolana,vengandoce de todos aquellos que maltratan y matan animales de manera indiscriminada, cuenta la leyenda de este espanto, que en vida fue un hombre, de profesión Hachador, le gustaba cuidar y proteger a los animales, pero una noche se quedó a dormir en las afueras de un bosque y dos cazadores lo mataron de un tiro pensando que se tratase de un animal, antes de su muerte juro vengarse de todos aquellos que decidan maltratar a los animales en sus tierras,fallecio junto a su hacha, por eso el apodo de Hachador Perdido.

Dos cazadores que tentaron su suerte.

Una tarde de Abril, Roberto y Alirio, decidieron desempolvar y aceitar sus escopetas para salir a cazar y con suerte traer un venado o una buena presa a la casa como trofeo, ellos en repetidas ocasiones, escucharon las advertencias [VIDEO] de que no entraran al bosque de San Camilo, una reserva forestal del estado Barinas en Venezuela, pero igual decidieron acercarse, la noche empezaría como cualquier otra, con la luna brillando a plenitud y los sonidos del bosque se dejaban escuchar, como a las 10 de la noche, Roberto decide subir a un árbol para divisar un poco más lejos, puesto que no habian tenido suerte. Su fortuna cambiaría, pues a unoS 100 metros, divisaria un laguna con lapas, un animal típico de la region, inmediatamente grito “Alirio, no nos iremos con las manos vacías", mientras soltaba una risa.

“Acércate y yo te guíare desde aquí para que las sorprendas”,Alirio rápidamente emprendió rumbo, mientras cargaba su escopeta.

Al cabo de unos segundos, Roberto escucho un ruido como sepulcral,como si del inframundo hubiese salido [VIDEO], seguido un grito aterrador de su amigo Alirio, “ Ahhhh,que es esto Dios mio, se Sálvame", se le apareció el Hachador Perdido, un espanto que tenía la muerte y el dolor reflejados en su rostro, los ojos rojos como dos carbones en brasas y un hacha con un filo que se llevaba las almas de las personas, luego se escucharon dos tiros nada más y después un silencio total. Roberto se quedó petrificado en la cima del árbol, estaba en estado de shock, de pronto siente que golpean las bases del árbol, este se estremecía del miedo, cada golpe en el árbol, significaba una muerte segura, el árbol comenzó a mecerse rápidamente y cayo hacia un costado, Roberto tuvo la suerte de caer en unos matorrales y emprendió una veloz huida del lugar, por fortuna pudo escapar de aquel espanto, mientras corría pudo escuchar la frase de aquel espanto, “Huye,largate de aquí, si vuelvo a verte por acá, me llevaré tu alma por toda la eternidad", mientras soltaba una lúgubre y espeluznante carcajada. Roberto más nunca volvió a cazar y de su amigo Alirio, no volvió a saber más nunca, el bosque y el Hachador reclamaron su alma como castigo por intentar dañar a los animales.