2

La pregunta no obligada, pero sí necesaria, es si no serán ya suficientes películas del universo de Marvel. Si le preguntamos a Judie Foster [VIDEO], seguramente la respuesta seguramente será, sí. Pero con el éxito y el arrastre de superhéroes que parecían innecesarios en sus versiones originales, la respuesta probablemente será , no. Es el caso de #Deadpool que con grandes expectativas lanza esta primavera el tráiler de su segunda entrega, y con obviedad, todos estallan en júbilo.

Fénomeno inesperado

Para muchos, el lanzamiento de #Deadpool fue otro más de esos sucesos donde parece no pasará nada, y de la nada se vuelve un fenómeno cinematográfico.

Después del rotundo fracaso de Ryan Reynolds con la cinta ‘Linterna verde’, costaba trabajo creer que el actor tuviera los pantalones de hace nuevamente a un superhéroe. Mejor, sonaba increíble que alguien lo eligiera para personificar al irreverente personaje del traje rojo.

En pocas semanas Deadpool estaba en boca de todos. El éxito de la película está cimentado en el uso maravilloso de los diálogos, las dirección de cámaras, la nostalgia en la música (basada en lo hecho por los creadores de ‘Guardianes de la Galaxia’), pero, particularmente porque alejaron al personaje del estereotipo del superhéroe “convencional”. En una charla constante con el espectador, a veces narrando el filme o cuestionando sus decisiones e infortunios, todo ello con un lenguaje irreverente y de proezas accidentadas, que más bien parece la historia de un antihéroe con errores como nosotros.

Fórmula probada

Asi al ritmo de ‘All Out of Love’ de Air Supply, se estrenó el tráiler de la secuela de Deadpool. A fórmula probada los directores del rojinegro personaje, parecen no moverle mucho. De nuevo el taxi, la música nostálgica, la bellísima Morena Baccarin [VIDEO], de nuevo los X-man y de nuevo las butacas llenas. En una cinta que parece no presentar mayores sorpresas, es conveniente comenzar a exigir más a estas producciones, que aunque entretienen, roban cartelera a proezas fílmicas, como la nueva película de Steven Spielberg ‘Ready Prayer One’, llamada a convertirse en un clásico, y que seguramente pasará desapercibida. Y, siendo un tanto puristas, es ese cine, el de Spielberg, que se necesita, del que hace reflexionar.

Aunque aun no se sabe la fecha de lanzamiento, es seguro que arrasará en taquilla, y sumando a lo anterior, habrá que ver si la calidad de esta cinta, da para una tercera entrega. Ya que aunque no pudiera ser una caída tan estrepitosa, se viene entregas de los reyes de esta franquicia, nada más y nada menos que The Avengers. Suerte al héroe y a preparar bastantes palomitas.