En el mundo entero esta fecha es especial, el 8 de marzo es el #DíaInternacionalDeLaMujer y se les dedica este día como un reconocimiento a su labor diaria, una consigna en contra de su discriminación y un repudio hacia la violencia que se ejerce sobre ellas pero ¿siempre fue así? A continuación estimado lector repasaremos juntos cinco pasajes funestos, cinco mujeres que sembraron el terror en sus comunidades, familias y han pasado a la historia como las más sanguinarias de la historia.

Belle Sorensen Gunness (1859-1908?)

De origen noruego, avecindada en Indiana, Estados Unidos y de nombre verdadero Brynhild Paulsdatter Storseth se ganó la fama como la mayor 'viuda negra' no sólo de su país sino del mundo entero.

Su modus operandi era así: buscaba marido, se casaba con alguno que tuviera un seguro de vida, quizá tendría o no hijos con el elegido, después lo envenenaba a él y cuanto testigo se diera cuenta de su crimen y cobraba el seguro asegurando así una cuantiosa fortuna. Se le atribuyen la muerte de cinco de sus hijos, una adoptada y dos hijastras, dos maridos y 30 trabajadores de su granja los cuales tuvieron la desdicha de ser testigos de los crímenes de la señora Guness, solía además colocar anuncios en las calles solicitando un marido nuevo.

En 1908 la granja donde ella habitaba fue arrasada en un incendio, cuando lo controlaron se encontraron los cuerpos calcinados de sus últimos hijastros y el cuerpo de una mujer decapitada, nunca se encontró a la señora Gunness ni su paradero, nunca más se supo de ella, se cree murió años después.

Irma Gresse (1923-1945)

Desde adolescente mantuvo un fanatismo nazi, se unió a la S.S. como cacelera en el campo de concentración de Revensbrück, posteriormente en Bergenbelsen, fue en 1943 cuando la ascendieron a 'SS Oberaufseherin' guardia femenino al llegar al campo de Auschwitz supervisando prisioneros.

Su sadismo era tal que era conocida como 'la Bestia bella' o el 'Ángel de la muerte' ya que privaba a los prisioneros de alimento, llegó a matar a cientos de ellos a latigazos, torturaba niños, cometía abusos sexuales y aberraciones tales como no alimentar a los perros los cuales lanzaba en contra de ancianos e infantes para ser devorados.

En el año de 1945 las tropas inglesas la capturaron dándole condena de horca pública, a los 22 años fue ajusticiada, no se arrepintió en ningún momento, su última palabra dicha a su verdugo fue ¡schnell! , ¡rápido!

Darie Saltykova (1730-1801)

Fue una aristócrata rusa fiel devota religiosa y buena esposa y madre que enviudó a sus 26 años, cuando su marido falleció heredó una gran fortuna pero su carácter cambio, se transformó en una mujer sádica que torturó y asesinó a 75 siervos confirmados.

Su predilección eran las mujer jóvenes las cuales les arrancaba sus cabellos a tirones, les aventaba agua hirviendo ya los hombres se les arrojaban desnudos al río helado más cercano.

Ya en 1762 la zarina Catalina II decidió enjuiciar a Saltykova por las denuncias de los familiares de las víctimas, su castigo fue ser encadenada y exhibida por una hora en una plaza pública, un letrero colgó de su cuello que decía "Esta mujer torturó y asesinó", fue enviada a un convento donde permaneció enclaustrada hasta 1801 año de su muerte. Los psiquiatras rusos actuales creen que la aristócrata padecía de psicopatía epileptoide.

María Tudor (1516-1558)

Reyna de Inglaterra a partir de 1553 y de personalidad cruel ejecutó en la hoguera a más de 300 protestántes durante los cuatro años de su reinado, se le reconoce como aquella monarca que sometió a su nación a la voluntad papal y sus métodos sanguinarios. Sus jardines eran verdaderos hornos donde ardían vivos aquellos que ella decidía torturar.

Por lo acontecido se le conoció como 'Maria la sanguinaria' o 'Bloody Merie' ¿le suena este nombre?

Su fallecimiento en 1558 se volvió fiesta nacional.

Erzébet Báthory (1560-1617)

Su familia, los Erdély, fue una de las más importantes e influyentes de la Hungría del siglo XVI, al enviudar en 1604 a sus 44 años se apoderó del control del castillo de Csejte (hoy Eslovaquia), ahí los rumores de la práctica de brujería llegaban por todo el pueblo, sus víctimas: mujeres jóvenes y vírgenes [VIDEO] cuya sangre servía para los espeluznantes baños de Báthory que creía que al sumergirse en esta podía rejuvenecer.

El rey húngaro Matías ante tales rumores ordenó una inspección al castillo, el conde Jorge Thurzó dio fe de encontrar en calabozos a jóvenes desangradas, torturadas y asesinadas, esto sumado al testimonio de su mayordomo Juan Ujváry que testificó el asesinato de 37 mujeres dio fin al baño de sangre de Báthory.

Más historias así en #Investigación_Científica