El frío me entra hasta por los huesos, el remedio: café. John Scofield lo sabe y pide uno para concentrarse. Son las seis de la tarde en el Hotel Conde Duque, sobre las calles llenas de robles, en Madrid.

Su barba es más blanca que en las fotos. Luce fresco y muy elegante, lo acaban de entrevistar para una cadena internacional de televisión por lo que porta un traje negro y una camisa azul que hace que resalten los ojos color mar con los que observa mi palo selfie, le causa gracia la tecnología millenial.

Actualmente toca rolas que lo hacen muy feliz, así se refiere al playlist

-Si fuera mago, ¿qué cambiaría del jazz? [VIDEO]

-Ríe-, no sé si le causa gracia verme contenta porque al fin hablé con él o mi inglés.

Para las carcajadas y responde: “¡Oh! ¿Mago? Quiero ser mago para que el jazz sea tan, pero tan popular como la Música pop y que mis amigos tengan más trabajo”.

Miro las manos con las que toca desde hace años una guitarra Ibanez, me surge la duda sobre cómo practica cuando está de gira.

“Yo toco música de jazz, o sea es un idioma. [VIDEO] No sé si aún estudio porque llevo tanto en esto, como 55 años –ríe otra vez-, entonces todos los días para mí son como si presentara un examen”.

“Amo tocar la guitarra, más que otra cosa en la vida, como cuando era un joven pero a veces me cansa estudiar otra veces me gusta de nuevo practicar”.

La versión completa en: Pórtico