Noche mexicana en la entrega de los premios Oscar en su edición número 90. Las cosas salieron muy bien para la cuadrilla mexicana, y contrario a lo que se pensaba por la inevitable inercia del #MeToo y las demandas que encara Guillermo del Toro por supuesto plagio con su película ‘The Shape Of Water’, todo salió de maravilla.

Eiza Gonzáles y el vestido amarillo

El primer pretexto de orgullo, llegó con la aparición de Eiza González, quien enfundada en un vestido amarillo que dejaba muy poco a la imaginación, presentó un par de categorías de la mano de su coestelar en la cinta ‘Baby Driver’. Aunque la presentación de la actriz mexicana fue atinada, y el vestido que portó resaltaba su belleza, este mismo ya es motivo de memes en la red.

Coco ganadora

La segunda y tercera representación de los paisanos, vino con la aparición de Eugenio Derbez, quien presenta el emotivo musical de la multi aclamada película animada, Coco.

Ya en el escenario, Gael García Bernal, abrió con una interpretación del tema que el mismo cátara en la película en sus versiones en español e inglés. Todo esto a manera de introducción para dar paso a Miguel y Natalia Lafourcade, quienes hicieron palpitar los corazones de quienes vimos el show por TV; entre vestidos mexicanos, catrinas y mucho color, llenaron por un momento el teatro dolby de nuestro país. Y, fiel a la carrilla mexicana, este acto no escapó a la mirada crítica de la paisanada, toda vez que están hundiendo al fanático de los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México, por su débil interpretación. Coco, la película que aunque no es de manufactura mexicana, si enaltece nuestra cultura, se llevó el premio a mejor película en ese género, y, también a mejor canción. Firmando así, otra victoria para nuestra cultura.

En más del movimiento #MeToo, tocó el turno, como ya se está haciendo un hábito, a Salma Hayek de salir al escenario y presentar una serie de entrevistas a manera de protesta donde muchas mujeres del gremio actoral demandaban mejores condiciones, respeto y equidad de oportunidades.

Actores de reparto y una sorpresa

Después de premios merecidos por actor y actriz de reparto para Sam Rockwell y Allison Janney, lo mejor de la noche estaba por venir. Después de momentos varios, y entre ellos, cuando a manera de homenaje al espectador, un grupo de artistas cruzara la calle hasta un teatro vecino y aparentemente improvisado, donde miles de sorprendidos espectadores pudieron recibir de manos de del Toro, Gal Gadot, Lupita Nyong'o, Jimmy Kimmel, y otros, golosinas, hot dogs, y abrazos. Incluso un espectador barbado presentó un premio.

La noche de del Toro

De vuelta en el teatro, el momento había llegado. El Oscar a mejor director estaba cantado, y así pasó, Guillermo del Toro se levantó de su asiento para agradecer a la academia por reconocer el grandísimo trabajo que hizo con ‘La forma del agua’.

Durante su discurso, del Toro conmovió a propios y extraños con su discurso: Soy un inmigrante como muchos de ustedes, como Alfonso, Alejandro, Gael y Salma. En los últimos 25 años he vivido en un país único, siendo de todas partes porque una de las cosas más bellas de nuestra industria es que borra las líneas en la arena”. Mensaje que seguro llegará hasta la casa blanca. [VIDEO]

El premio más obvio de la noche se entregó. Gary Oldman, quien personificará a Winston churchill, se vio notablemente conmovido al recibir palmas y reconocimiento general. Después, Frances McDormand, nos tomó por sorpresa con un discurso frenético y valeroso donde exige que se mirase con igualdad a las mujeres en la industria. Coronando tremenda perorata, poniendo a todas y cada una de las mujeres en el recinto de pie para que una a una se mirara y dieran un aplauso entre ellas; tremendo momento que a muchas llevó al llanto.

Sin lugar a dudas la atmósfera que ‘The Shape Of Water’ provoca es única. Las dudas sobre la película de del Toro como película del año no era esa, no eran sobre la cinta en sí, sino sobre el momento de la industria y lo políticamente correcto. Sonaba lógico que el premio fuera para ‘Tree Billboards Outside Ebbing, Missouri’, por la temática (además de ser una gran cinta), y de este modo acallar los escándalos en torno al caso Weinstein. Pero no, al final el arte se impuso, y del Toro levantó su segundo Oscar en la noche.

Muchos, sin duda, son muchos los momentos de estos premios Oscar, por ejemplo la victoria histórica de una película cuya protagonista, Daniel Vega, es la primera actriz trasexual, el retiro del mítico Daniel Day Lewis o el Oscar para Kobe Bryant, pero en definitiva esta entrega pasará a la historia, por lo menos en nuestra tierra, porque el teatro dolby, olía a copal y se escuchó mariachi y en el aire se dibujó la estampa tricolor de la bandera mexicana. ¡Viva México!