"Para mí, el jazz es todo. Toda mi visión musical o a la misma música la veo a través del jazz" [VIDEO], platica durante una entrevista para Blasting News, el saxofonista Juan Alzate. "Estuve expuesto desde muy pequeño al género y la música que escuchaba en ese momento: era la que más me llamaba la atención sobre todo por el lenguaje que expresa. Es una música muy viva, que te da un discurso de vida".

El músico explica que una pieza de jazz es como una escultura de hielo. "Todo lo que tenga que ver con la música pasa a través del jazz. Incluyendo el sax clásico o contemporáneo".

"Cuando decidí dedicarme al jazz o a la música a mí me quedó muy claro que antes de ser jazzista [VIDEO]tenía que ser primero músico.

Entonces cuando asumí la música con las herramientas de la mejor manera, sí pude enfocarme a la música que a mí me gusta. Durante muchos años estuve en el hueso fuera de México y cuando regresé decidí dedicarme a mis propios proyectos".

Vivir para el jazz

"Desde que regresé a México, hace más de 20 años, no he andado en el hueso. Decidí desarrollar mi propio proyecto".

-¿Considera que en México se vive del jazz?

"Claro. Definitivamente. Tan se puede vivir del jazz que muchos músicos de la Ciudad de México procuran ir al interior del país. Es una retroalimentación total; cada estado tiene un festival de jazz, tiene una o dos estaciones donde se toque jazz y tiene a un representante de la escena, ya sea músico o conocedor".

"El jazz siempre ha estado en la vida de nuestro país. Aunque todo se concentra aquí en la Ciudad de México, los polos de desarrollo se están saliendo de aquí".

Para Alzate, el jazz mexicano es uno de los fenómenos más creativos que existen a nivel mundial. "Una figura como Antonio Sánchez, ha permitido que se mire a lo que está pasando en nuestro país porque para los europeos, el jazz latino es Cuba o Brasil. Se dieron cuenta que puede haber un jazz muy mexicano".

-¿Cómo se desarrolla un lenguaje propio?

"Son muchos factores. Desde mi perspectiva, primero, como todo: conocer todos los aspectos y tener una idea de en qué consiste un lenguaje jazzístico. Después, tus vivencias y madurar las propuestas a través de generación de ideas".

-¿Qué opina de los standards?

"Son un vehículo importantísimo de conocer el lenguaje. Es como conocer a Bach en la música clásica porque conoces el fraseo, el ataque o cómo expresar. Son el desarrollo de mucha música incluyendo la nuestra entonces cualquier jazzista creo que debe conocerlos".

"Durante muchos años los he tocado y adoro tocarlos pero el equilibrio proviene en que si tengo una presentación con mi banda procuro tocar mi propia música porque creo que es importante que uno la de a conocer para expandir el jazz nacional.

No estoy muy de acuerdo en que en los festivales se toquen standards porque si tienes un escenario es el momento de presentar algo tuyo".

El jazz, algo que crece

"Una de las limitantes del jazz es que en los festivales tenemos que pedir apoyo al Gobierno. Incluso para grabar un disco. Creo que como mucho del arte a nivel nacional necesitamos ser autogestores y estar alimentando nuestros proyectos. Por otra parte, faltan lugares especializados".

"Son muy pocos los lugares que tienen una línea de especialización. Otros lugares solo lo hacen para tener una banda tocando sin importar la música o por entretener. También los festivales, me he dado cuenta que en los de jazz, no todos, pero en general no son gestionados por músicos y ponen a alguien que no conocen del asunto. Hay muchos grupos ocupando lugares de jazzistas y no tengo nada en contra de esa música, pero si son festivales de jazz, entonces solo deberían programar a los que tocan jazz".