Frida Khalo [VIDEO] vuelve a ser noticia en nuestro país. Herencia de la oleada millennial, el fenómeno de la pintora mexicana ha pasado de ser el de una artista valiosa a un icono equivocado de mercadeo mundial. Y para muestra un botón con el lanzamiento de una muñeca en homenaje a la mujer de las cejas pobladas.

La Muñeca

Con motivo del día internacional de la mujer que tiene fecha este 8 de marzo, la marca Mattel, día conocer que lanzará una serie de muñecas Barbie de edición especial, en cuya línea rendirá homenaje a mujeres que cimentaron el camino del diálogo que hoy se entabla en la sociedad en cuanto a equidad de género se refiere.

Sheroes’, juego de palabras entre She y Heroes, saldrá a la venta el próximo 20 de abril en nuestro país, y además de la pintora mexicana, la golfista Lorena Ochoa será otra de las homenajeadas.

Probablemente la figura de la multicampeona pasará desapercibida frente a el monstruo que representa comercialmente la de Coyoacán, y aunque en ambas se reconoce el motivo de lucha y perseverancia para destacar en un país extremadamente machista, la de Kahlo, como ya se sabe, provoca más morbo, y eso no es casualidad.

El fenomeno

A partir de los años ochenta se ha gestado el fenómeno que hoy día representa la difunta esposa del también pintor, Diego Rivera. Y aunque la pintora no es culpable de lo que se hizo en torno a su genio y obra, es preciso preguntarnos si es cierto el mito de esta controvertida artista, y de la mano, si vale la pena comprar un juguete que en apariencia rescata y representa hoy día el tesón de las mujeres de este país.

Su obra

Como lo que hizo de Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón un referente nacional, fue su obra pictórica, partamos de ahí. Por principio de cuentas, y sumado al ya lugar común, de que ella no era quien concluía sus pinturas, sino el brillante Diego. La obra de Kahlo no es vasta; esta cuenta con poco más de 200 cuadros. Además, no tenía un estilo definido. Se dice que por invitación del mismísimo André Breton, Frida logró exponer en Francia, y que fue el mismo Breton quien trataba de convencer a la artista de que su obra era surrealista, a lo que ella siempre respondió que ella no pintaba sobre sus sueños, sino sobre lo que ella vivía; sobre su sufrimiento.

Esto, que aunque ha dado sello a su obra, es justamente algo que juega en su contra, toda vez que pareciera que el espectador común justificara cualquier tontería bajo ese pretexto: el de una mujer [VIDEO] que plasma su dolor y calvario de una vida llena de tragedia y malestares. Sin ser #surrealista, ni mucho menos #Naif, la obra de Kahlo es simplona, de calidad no muy elevada, y aunque tiene obras de buen acabado como ‘El autorretrato con collar de espinas' (1940), tiene otras que dejan bastante que desear como ‘El autobús’ que bien podría pasar por las acuarelas de un chico de kinder.

¿Realmente lo dijo?

Hasta aquí, hemos puesto la vara muy alta. Sabemos que si le preguntas a un puñado de chicas snob el valor de la obra de Frida, o que por lo menos enumeren 5 de ellas, el silencio sería tal que se escuchaba el crujir de las hojas a cuadras de distancia. De ahí otro de los males de la artista, víctima de la mercadotecnia, se le han atribuido un sin fin de frases patéticas que ella jamás dijo. Basta que una rima ramplona aparezca a lado de su fotografía para que en segundos esté en internet.

Frida no era Feminista sino lo contrario

Pero dejemos correr el carrete, supongamos que respetamos la idea de que en efecto esto no es culpa de la artista, y que en el mejor de los casos es cierto que es un referente nacional, aceptando se someta a la crítica de aquellos que saben. Si aceptamos esto y vivimos en paz con su obra, queda algo de mucha más relevancia y que es aún más peligroso. La imagen de Frida Kahlo ha sido tomada como la bandera del Feminismo nacional, y no hay idea más disparatada que eso. Volvamos a su obra: La temática central es el dolor, pero mayormente infringido por su pareja Diego Rivera, centrando a él como su todo, soportando infidelidad tras infidelidad, incluso con su propia hermana. ¿Es esa la imagen que se espera de la mujer mexicana? una mujer que a toda costa soporte los desprecios de un hombre y que mayormente pasaba la vida sufriendo por las desventuras que este provocaba en la vida, ¿que no el feminismo busca el empoderamiento de la mujer?, ¿No es esto contradictorio?

Hay otros referentes que debemos recordar

Claro, es verdad que la voz de una mujer desvergonzada que se atrevió a hacer todo cuanto quiso, y a romper los estereotipos de la época, debe ser respetada, porque incluso hoy nos falta algo asi, pero, mujeres, hay otros referentes que verdaderamente sumaron a la lucha de la mujer: ahí tenemos a la Sor Juana Inés de la Cruz, Leonora Carrington, María Rubio, Remedio Varo, Elena Garro, Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario, Maria Rebeca Látigo de Fernandez, Elisa Carrillo, Ellen Ochoa, entre muchas otras que escapan a la memoria próxima.

Como en todo, la obra de Kahlo debe ser recordada por su tenacidad, pero debe estar sujeta a la crítica y ponerse en el lugar que corresponde, por otra parte, hay que despreciar la voz de quienes categóricamente niegan su peso histórico, y que en ello llevan también mucho de snob. Pero, en definitiva, y esto nada tiene que ver lo anterior, debe ser revisada su estampa de feminista, ya que era todo, menos eso.