Diego Franco, alias "Diego", pa los cuates: Nació en Guadalajara y decidió probar suerte en la Ciudad de México desde hace cinco años. Su talento lo llevó a ganar el Concurso Panamericano de Saxofón [VIDEO] y posteriormente a convertirse en el nuevo integrante de Troker.

El sol traspasa la camisa negra de Franco cuando confiesa que algo que disfruta mucho es ir a ciudades diferentes y tocar con músicos de todas nacionalidades porque “traen otra vibra”.

-El ser de los más chicos en la escena, ¿beneficia o perjudica?

“Como que por lo morro he tenido la inmadurez al dejarme llevar y no direccionar qué quiero hacer con la música o mi vida.

Ahora pienso en tomar las riendas del futuro conscientemente y con planeación”.

Al pensar en Diego nos viene a la mente un saxofón tenor (Paul Mauriat 66 Rul y Conn Naked Lady del 47), aunque en esta etapa de su carrera le gusta experimentar con el clarinete y el soprano (Yamaha YSS- 475).

“Uno de mis proyectos personales es tocar cañas en si bemol, en clarinete y clarinete bajo”, platica y bebe del café helado que se refleja en sus gafas oscuras.

Extasiado con los sonidos de la Ciudad de México e inspirado en el folclor y los danzantes del Centro Histórico creó Chilacantongo: un disco de siete piezas en formato de cuarteto de jazz, acompañado por Gustavo Nandayapa (batería), Roberto Verástegui (piano) y Benjamín García (contrabajo). Lo lanzó hace dos años.

Entrevista completa en Music Life