La vorágine que significan las redes sociales hoy día ha provocado una desensibilización generalizada, sin importa la edad o el estrato al que se pertenezca. Las cosas que antes interesaban, escapan ahora a la atención, de a poco se pierde la capacidad de asombro.

Todo nos parece poco

La inmediatez que un clic entrega, ha traído como consecuencia tener acceso a las cosas más inauditas, realidades que unos años atrás no era posible siquiera imaginar: moda, música, tecnología e incluso relaciones interpersonales.

Seguramente algún loco profeta vaticino que en esta era el acceso, incluso a el amor de tu vida estaría al alcance de la mano, y que para sentirse cerca de este no sería necesario siquiera encararse con esa persona.

De a poco se pierde el interés por la cercanía que provoca la compañía de alguien en este mundo con quien se compartan gustos, afinidades e incluso discusiones, reducido también la interacción al acto meramente libidinal, y, aunque esto puede traer consecuencias positivas como sociedad, le resta valor también a interacciones humanas enriquecedoras y únicas.

Una de esas sensaciones magnánimas que aun quedan es el beso. Como olvidar aquel momento donde todo se detiene y nada importa: aquel primer beso. Vestigio esencial del romance humano, que, aunque por supuesto no corre el riesgo de desaparecer (como si se hablara de una especie animal) si es cada vez menos apreciado por quienes tienen el privilegio de recibirlo, o por que no, robarlo.

Por eso, y para que el romance no se extinga, tenemos aquí algunos datos interesantes sobre el roce de los labios con la persona que te gusta:

1. Tiene su día

13 de abril se conmemora el día internacional de beso.

La conmemoración de tan significativa fecha (por lo menos para los que tienen pareja) se debe a un par de orientales de nombre impronunciable que se besaron en un concurso por aquellos lares, por espacio de 58 horas, 35 min y 58 segundos; ganando en aquella melosa prueba la nada despreciable cantidad de 2500 euros [VIDEO] y un par de anillos de diamantes.

2. Saber si pueden tener sexo

Algunas cintas de la industria del cine han encumbrado la idea de que el beso es esencial para determinar el futuro de una pareja, que es ese primer encuentro, que rompe la intimidad entre ambos polos es fundamental para conocer su destino. Pues, algunas investigaciones recientes revelan que esta idea no es del todo alocada, ya que se cree que ese primer encuentro tiene como objetivo intercambiar información genética que sirva para saber si los dos son compatibles para procrear.

3. Besamos - Madre

Si de casualidad has escuchado citar al siempre controvertido Sigmund Freud, habrás escuchado también las ideas controvertidas de como los padres tiene injerencia directa en la vida sexual del ser humano.

Bueno, pues a pesar de que la teorías del autoproclamado neurólogo han sido altamente comprobadas, el beso ha salido en su defensa sin saberlo. Es por todos sabido, y haciendo memoria de nuevo del viejo cliché hollywoodense, que se inclina la cabeza hacia un costado cuando se da un beso, ¿cierto?, pues se cree que la inclinación de la cabeza al momento de besar tiene relación con el lado en que la madre solía orientas el cuerpo del sujeto para amamantarlo.

4. La salud del beso

Dar un beso no solo es cuestión de astucia para lograr que la persona en potencia acceda, sino que es también un proceso físico importante, y que tiene repercusiones positivas en la salud física y emocional de quien lo hacer. Por ejemplo, se activan 5 de los 12 nervios craneales, además de que se segregan neurotransmisores dopamina, epinefrina, norepinefrina, endorfina y oxitocina.

5. Activa el cuerpo

Por último, y como remedio para aquellos que pudieran están en busca de la llama perdida en los artes amatorias, resulta que el beso es la zona erógena más expuesta del cuerpo humano, así que algo mucho mejor que todas las recetas y remedios extraños para renegociar el acuerdo romántico es un buen beso.

De esta forma, y si estos datos son interesantes, es una buena oportunidad para correr y poner en practica algunas de las características que hacen de este día y de esta práctica un momento único e irrepetible en la vida de un ser humano, y de pasó, que sirva para comprobar si es cierto aquello de se dice, que como un vaso de agua, un beso, no se le niega a nadie, pretextos ya hay varios.