Apenas imaginarse rozando sus labios basta para que la tensión arterial, el ritmo cardíaco y el sonrojo se suban a niveles no imaginados. El beso, juguetón y travieso, tiene ese efecto y hoy, en su Día Internacional, uno debería practicarlo tanto como sea posible.

El Kamasutra recoge 22 formas de intercambiar babas, por esta razón hemos elegido las 5 mejores para que se las propongas a tu pareja.

El beso presión

Quizás éste ha sido el primero que te dieron en la vida. Se trata de aquel en el cual se encuentran los labios de una y otra persona, pero con la boca cerrada, presionándose con fuerza entre sí. Es un beso robado, no anticipado, en el cual posiblemente alguna de las partes aún no ha aceptado concederlo.

El beso con las pestañas

Algunos lo conocemos como 'de mariposita', porque nos los pedían nuestros padres cuando niños. Es aquel que se entrega abriendo y cerrando los párpados muy rápido, tan cerca de la pareja, que se acaricia con las pestañas su piel. Si no lo has intentado dar desde tu infancia, te has perdido de algo sumamente sensual.

El beso broche

En éste, es uno de los dos quien besa al otro, sujetando con sus labios los de su pareja y recorriendo en una caricia prolongada con la lengua, la lengua del otro, sus labios, su paladar y hasta sus dientes. Sí, exacto, tú lo conoces como el beso de 'legüita'.

El beso viajero

Se trata del más travieso, porque es el que recorre todas las partes del cuerpo de la otra persona. Cuando se da, se debe entregar bien, sin pausa y sin detenerse en punto alguno.

Hay que recorrerlo todo, sin prisas pero con ansias, para provocar e incitar la pasión.

El beso sin reloj

Lo sabes, es ese beso el que te pierdes, te entregas y te olvidas de todo y de todos; tanto que no te das cuenta cuando ya pasaron 58 horas, estableciste un récord Guinness y te hiciste famoso.

Seguramente tú ya has practicado algunos de estos, en más de una ocasión, pero siempre tienes la oportunidad de descubrir los otros 17 besos que describe el libro del amor, y ojo, no siempre se trata de darlos en el medio de un encuentro sexual.

Por lo pronto, celebrar el poco conocido Día Internacional del Beso, invita a andar por la vida repartiendo ósculos [VIDEO] amistosos, amorosos, divertidos, pasionales y hasta ocasionales. Hay tantas formas y tantos objetivos para los cuales el beso es la respuesta perfecta, que seguramente encontrarás las persona perfecta con quien compartir esta fiesta.