Visualizate ahora mismo en la tranquilidad de tu hogar, acostado o sentado en paz, empezando a leer esta publicación y de repente ¡Bam¡ prenderte en llamas sin control hasta morir de manera horrible, básicamente de eso se trata “La Combustión Espontánea” de que una persona común y corriente puede llegar a incendiarse súbitamente en cualquier momento sin ningún motivo aparente o causa externa y lo más asombroso es que aún la ciencia no ha podido demostrar estos extraordinarios fenómenos.

Se ha documentado que las personas que encontraron los cuerpos rostizados, describen la escena impregnada de un olor a dulce quemado en el lugar donde se produjo la combustión espontánea y los más curioso es que las víctimas del peculiar fenómeno presentan las manos, pies y casi siempre piernas intactas, a pesar de si el tronco y la cabeza ardieron hasta quedar irreconocibles.

Lo otro que es igual de intrigante es que las habitaciones, donde se originó el fenómeno no suelen presentar ninguna señal de Fuego, solo restos de cenizas como si hubiesen fumado tan solo un cigarrillo.

Patrón de las víctimas

Los casos que se llegaron a documentar y de los que se tiene conocimiento, presentaron ciertas similitudes, que quizás marquen un patrón a considerar… se denotó que los occisos eran adultos en su mayoría de Edad Avanzada.

  • Gran parte de los casos se trataron de mujeres.
  • Solían tomar alcohol en exceso las víctimas muertas por combustión espontánea
  • Siempre se encontraban solos y solían fumar

Un peculiar hecho que está por cumplir 70 años data de 1951, y es el caso de Mary Reeser, quién fue hallada por su ama de llaves y un grupo de socorristas que lograron forzar la puerta para entrar a la recámara donde Reeser ardió quien sabe por cuánto tiempo en la soledad, lo que dejó intrigados a todos los presentes es que aunque la sala se sentía caliente, nada más a parte de la anciana sufrió señales de fuego.

¿El efecto mecha?

Los testigos del caso de Mary Reeser, quedaron atónitos ante la situación, la anciana había quedado hecha cenizas exceptuando las manos y una pierna, además que su cráneo había quedado muy reducido de tamaño como si hubiese sido expuesto a una cremación y la sala donde se produjo la situación estaba intacta, desconcertados de por qué nada más se quemó, si para lograr tales efectos en el cuerpo de la anciana se debieron alcanzar los 3.000 grados Fahrenheit, el FBI fue notificado para realizar las investigaciones correspondientes. Ellos llegaron a la conclusión de que Mary Reeser fue víctima del “efecto mecha”, explicaron que probablemente se quedó dormida fumando y el cigarrillo fue el propiciante del incendio en el cuerpo de la anciana, la ropa de la víctima absorbió la grasa presente en el organismo y actúo como la mecha de una vela.

Sin embargo, la historia del “efecto mecha” nunca fue creíble ya que la anciana no fumaba, por lo que su muerte sigue siendo hasta hoy un Misterio.

Son situaciones muy raras, y parece que el fuego te consume desde el interior hacia afuera, quizás nuestros gases internos y una fuente de calor tengan algo que ver, pero bueno, no se ustedes, pero este es uno de mis mayores miedos ahora, desde que leí sobre el tema ¿Qué opinan?