4

El Sistema de Transporte Colectivo, mejor conocido como el Metro de la Ciudad de México, es quizá el medio de transporte más efectivo -no necesariamente el más eficaz- y de mayor uso en esta urbe de locura, desde hace casi 49 años. Y es que esa diversidad de colores que simbolizan líneas, y la cantidad incierta de vagones va más allá de sólo servir para transportar a la población mexicana hacia diferentes lugares; se puede hablar de un mundo alterno que posee condiciones específicas, un lenguaje propio y dinámicas particulares que no permiten pensarlo solamente como un transporte único en la zona metropolitana.

En este espacio se retan las leyes de la física pues dos -tres o cuatro- cuerpos pueden ocupar el mismo espacio, se desafía el sentido común por parte de los vendedores, o por parte de usuarios que hacen caer en la incredulidad; se entiende y se puede observar de muchas formas el estrés del día a día en esta ciudad, y es visible cómo se integra, ya no sólo como espacio de transporte, sino como un espacio en el cual las relaciones humanas se desarrollan con toda normalidad(, y que ha sido leído y al que han escrito importantes cronistas y narradores nacionales)

A este famoso transporte se dedica un merecido espacio, porque dentro del tejido de líneas existe un Museo, el “Museo del Metro”, que reboza de lo que sabemos, pero sobre todo, de lo que no sabemos y no conocemos de este gigante de la movilidad urbana.

Basta pagar la entrada del pasaje en tu estación más cercana, y llegar a la estación Mixcoac de la línea 12 -línea dorada- para entrar y disfrutar de la gran diversidad de elementos que han sido reunidos para su exhibición en este interesante espacio.

El objetivo de este recinto es dialogar con los usuarios al promover y difundir el patrimonio artístico, cultural e histórico de nuestra ciudad, donde se busca tener realmente una experiencia significativa.

Desde el momento en que se cruza los torniquetes de acceso al museo, llama la atención la diversidad de elementos que se encuentran a nuestra vista.

Historia

Conoceremos a gran escala el documento en el cual se decreta la construcción del Sistema de Transporte Colectivo el 29 de abril de 1967, y que atendía a la necesidad de ayudar a la población a desplazarse hacia cualquier punto de la ciudad tomando como punto clave la glorieta de insurgentes.

Y disfrutaremos conociendo diferentes momentos, como los inicios: planos de diferentes estaciones -algunas de ellas han sido denominadas como inmuebles de valor artístico- el origen de los primeros trenes conformados por 9 vagones, entre muchos otros datos inimaginables, un ejemplo es que el presidente hacía visitas personalmente para conocer el avance de la construcción en las tres primeras líneas, y era muchas veces acompañado por invitados especiales nacionales (como Salvador Novo) o extranjeros.

Además, tendrás oportunidad de apreciar las fotografías que nos llevan a un viaje temporal, complementados por los objetos exhibidos, como el uniforme que alguna vez utilizaron los operadores, los asientos acolchados que fueron sustituidos por los actuales de fibra de vidrio o los relojes antes de que fueran los digitales -descompuestos en muchas estaciones- actuales.

Vestigios

A voces corre el rumor de que se han desenterrado objetos prehispánicos durante la construcción del metro… y aquí lo podrás corroborar con tus propios ojos pues se tienen diversos objetos que se han rescatado durante las excavaciones gracias a la antigua Oficina de Salvamento Arqueológico, ahora llamada Dirección de Salvamento Arqueológico.

Objetos de uso cotidiano como jarrones y metates, pero también joyería prehispánica y vasijas zoomorfas, son algunos de los elementos que podrás observar y además conocerás en el subsuelo de qué líneas fueron encontradas.

Arte

Así como se lee. Si piensas que en el metro no había manera de tener una sala para exposiciones artísticas, te equivocas. En mixcoac existe una hermosa sorpresa ya que hay una sección enteramente dedicada al arte gracias a la Fundación Cultural Pascual. Así, en “La cultura va por delante” podrás disfrutar de un espacio en el que conviven obras de importantes artistas como Leonora Carrington, Francisco Toledo, José Luis Cuevas, Manuel Felguérez, Vicente Rojo, entre otros reconocidos personajes.

Diseño

Conocerás también los primeros bocetos para la iconografía de las estaciones, muchos de los cuales se quedaron solamente en el camino, las primeras pruebas tipográficas, la importancia del diseñador estadounidense Lance Wyman para el metro de esta ciudad.

Ahora tienes un amplio panorama para asistir a llenarte de cultura citadina en este interesante espacio, a empaparte de todo lo que significa el Sistema de Transporte Colectivo, en el Museo del Metro.

Para tu visita

Ubicado en: metro mixcoac, línea 12

Precio: $5, sólo pagas el acceso a la estación, el ingreso al Museo del Metro no tiene costo

Horario: martes a domingo, de 10 a 20 hrs

Este abril las obras de Leonora Carrington visitan el MAM [VIDEO]

Contemplamos la mano de Caravaggio en el MUNAL