Nanacamilpa, Tlaxcala es el pueblo que resguarda uno de los pocos Santuarios de luciérnagas que hay en el mundo. En sus bosques, rodeados de agua y a 2.700 metros sobre el nivel del mar, se congregan miles de luciérnagas para aparearse en la temporada de lluvias (de junio a agosto) cada año. La tierra porosa, la oscuridad casi total que otorgan los altísimos árboles y la humedad que impera en la zona, son ideales para la reproducción de estos misterios insectos que producen luz por sí mismos.

Camino al avistamiento

La magia empieza desde el momento en que se recorre la terracería, que conduce a los campamentos. El camino está rodeado de maizales y otros sembradíos y bordeado por un río que, dada la temporada, se vislumbra caudaloso y azul. Por suerte, la tarde que visitamos el Santuario el clima era perfecto, sin lluvia, ni calor; la luz del sol permite apreciar el verde intenso del paisaje.

Para observar el apareamiento de las luciérnagas es preciso ir acompañado de un guía local, por ello, las visitas parten de alguno de los campamentos de la zona. Hay por los menos ocho, contratamos un servicio turístico desde la ciudad de Tlaxcala, éste incluía la salida desde el campamento de la Mina, que recibe su nombre por encontrarse a la altura de las minas escavadas en el bosque, desde las cuales se sacaba tierra para construcción, actualmente es una área protegida y vigilada.

En el campamento, los guías locales comienzan su trabajo de explicación y sobre todo, concientización. Antes de internarnos en el bosque, es preciso pedir un permiso y es que los pobladores aseguran, que no sólo se corre peligro por los animales que habitan en la zona, o la oscuridad en la que caminaremos, sino porque es un lugar habitado por seres fantásticos, como las hadas.

Después del ritual de permiso y haber hecho un reconocimiento del terreno a recorrer, los visitantes están listos para adentrarse en el bosque.

Son las ocho de la noche, empieza a oscurecer y salen las luciérnagas. Mientras se camina, es posible ver, aún, los senderos y una leve bruma de entre la que salen lucecitas amarillas y verdes.

La luciérnagas hembra no pueden volar, por lo que permanecen en el suelo y atraen a los machos con su luz, a su vez, los machos vuelan buscando una luz que los atraiga. Por lo que en cuestión de minutos, es posible ver cientos de luces que a momentos se sincronizan en una danza alrededor de una hembra.

La oscuridad y el ambiente crean una atmósfera digna de las más bellas ilustraciones de un libro infantil. El recorrido se realiza en silencio, esto es fundamental, ya que las luciérnagas se asustan con el ruido. Es muy importante evitar encender luces, ya que los machos podrían confundirlas con una hembra y gastar su energía en vano, impidiendo o dificultando la adecuada reproducción.

Nanacamilpa es toda una experiencia

Una vez de regreso en el campamento, tras cuarenta minutos de caminata, es posible degustar comida típica, la gastronomía es un aspecto a destacar por su calidad y variedad de la zona y un té de hierbas indicado para estabilizar la presión, dada la altitud del lugar, la actividad física y el evento tan importante que acabamos de presenciar, pues para los pobladores tiene un significado casi sagrado.

Este servicio puede variar, según el campamento o el tour contratado, en la mayoría la cena está incluida.

Dado que la visita se realiza de noche, lo ideal es hospedarte en un lugar cercano, ciudades como Tlaxcala o Puebla se encuentran a una hora y hora y media de camino respectivamente y si contratas una agencia que provenga de estas ciudades pueden incluir el transporte para evitar la carretera de noche. También hay campamentos dentro del bosque, que cuentan con cabañas o servicios de camping, en caso de que no se desee llegar más tan tarde al alojamiento.

Esta gran oportunidad de estar en contacto con la naturaleza es apta para toda la familia y una experiencia para disfrutar de México en estas vacaciones, que abre la posibilidad de conocer pueblos mágicos cercanos como Tlaxco o Huamantla, en Tlaxcala, o Huejotzingo, en Puebla. Historia, naturaleza y magia en un sitio ideal para huir del calor del verano.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más