Hoy sale a la venta la nueva línea de iPhone, por si no te habías enterado tras la avalancha de noticias circulando en las redes sociales, pero algo que resaltó más fueron los posts en redes sociales debatiéndose entre comprarse el nuevo gadget de Apple o dar el enganche de una casa.

¿Loco, verdad? Pues sí, es totalmente posible, ya que el nuevo iPhone Xs Max tiene un valor adquisitivo de cinco cifras, hasta el momento el modelo de su categoría más caro en la historia de sus lanzamientos.

Lo que se puede comprar con lo que cuesta el nuevo iPhone

Esta situación llevó a las redes sociales a cuestionarse qué otros objetos se pueden adquirir con el mismo valor del nuevo teléfono celular, algunas de las opciones que surgieron son:

1.- Una motocicleta: Un modelo sencillo, sin tanto faroleo, y todavía te sobra efectivo para armarte de buen casco y/o algún accesorio.

2.- Un auto: En México, un auto usado, mexicano, 4 cilindros, automático, modelo 2004, en excelentes condiciones lo puedes conseguir por el mismo valor e incluso te sobra para realizar los trámites de cambio de propietario 'quitado de la pena', o incluso esa cantidad la puedes dar de enganche para un nuevo vehículo de tu agrado.

Neta.

3.- Samsung Note 9: Si eres un anti fan de la marca Apple, entonces estarás más que fascinado de saber que el modelo competidor No.1 del mercado es más económico, con el sobrante le llenas el tanque a tu automóvil, bueno, éste último se me hace algo utópico considerando el precio actual del litro de gasolina, perdón por mi error.

4.- ¿Una casa?: Claro que no puedes conseguir una casa, pero sí te alcanzaría como enganche de una 'casita' del Infonavit.

5.- 35,499 picafresas.

A pesar de la economía, el mexicano quiere su iPhone

Y estarás pensando: ¿Vuela o qué? Quisiéramos, pero no, claro que tiene mejoras, pero ¿son las suficientes como para gastar tanto dinero en un solo objeto tomando en cuenta la situación actual de la economía familiar del mexicano promedio? Te lo dejo a consideración.

Sin embargo, hay buenas noticias, los modelos anteriores de iPhone han bajado su precio, aunque siguen representando la colegiatura de la universidad o de dos niños en el colegio, pero quién necesita estudiar hoy en día.

El hecho de adquirir un producto Apple se ha convertido en un símbolo de status quo, no tanto por su utilidad en el día a día o por las mejores en su software. Lo preocupante es que la misma gente que no tiene para su gasolina o para tener el refrigerador lleno de los cinco grupos alimenticios , es la misma que hoy se está endeudando para tener el último gadget de moda.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más