Mucho más que una simple actividad física, la danza es a la vez expresión corporal y liberación del movimiento, unión de una creación artística y de una escultura disciplinada y controlada del cuerpo humano. A partir de sus excelentes cualidades, en todas las naciones la gente practica alguna forma de danza, como parte de sus rituales culturales, que a la vez promueven la socialización y momentos agradables en las comunidades.

De acuerdo a la opinión del bailarín, Maurice Béjart (1927 -2007), “la danza es una de las raras actividades humanas en que el ser se encuentra totalmente comprometido, en cuerpo, corazón y alma”.

La danza y su gran poder de convocatoria social

Los especialistas en bailes consideran que la danza es una actividad que seduce a mucha gente, cada vez más tentada por la práctica y ya no como simple espectador de presentaciones profesionales.

Este entusiasmo, reflejado por la proliferación de las salas, estimulado por el cine y la publicidad, transforma la danza en una actividad física de placer privilegiado. La danza se manifiesta también en diferentes disciplinas.

Algunos tipos de danzas y su legado cultural

La danza clásica representa la asociación de un arte de inspiración romántica y de una técnica clásica precisa, que sirve también de base para la danza contemporánea.

La danza moderna aplica las nociones de tiempo, espacio y el despertar de la conciencia.

Por otra parte, el jazz moderno es una forma llamada “primitiva” de danza, que traslada al nivel de la expresión corporal las características rítmicas de la Música de jazz, producida por el encuentro del pueblo negro de los Estados Unidos con las tradiciones culturales blancas. Expresa una fuerza interior, una intensidad de las emociones, sostenidas por una cadencia cortada y rápida.

Estudios relacionados con esta actividad física, revelan que la danza contemporánea que creó Isadora Duncan, es un retorno a los movimientos naturales de la danza libre, pero el trabajo básico sigue siendo el de la danza clásica.

La danza de sociedad o de “salón” es un aprendizaje de las danzas de diversión de moda o recientes, entre las cuales se encuentran el tango, la samba o el rock, entre otros tipos.

Mientras la danza de carácter, inspirada en el folclor, tiene una base clásica, pero accesible a todos.

El zapateo, cuya estrella, fue el actor estadounidense Fred Astaire (1899 - 1987) es una técnica que puede llegar hasta la perfección.

Muchos maestros de danza, se inspiran en los aportes artísticos y culturales que han dejado las antiguas generaciones de bailarines y han logrado enseñar, parte de este legado, en las sociedades modernas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más