La cocina mexicana es uno de los aspectos que más atrae turismo hacia este país, genera ingresos en los innumerables restaurantes que posee en sus diferentes regiones y, por su excelente calidad y sabor, ha logrado traspasar las fronteras y abrirse hacia otros países, desde hace muchos años. Actualmente, exhibe platillos con gran colorido y variedad de sabores. Aun cuando cada región mantiene sus propias recetas y tradiciones culinarias, en todas está presente el componente indígena en sus ingredientes y formas de preparación, además de mezclarse con elementos de la tradición gastronómica española.

Ingredientes como el maíz, gran variedad de picantes como el chile o ají, las carnes rojas, los frijoles, el jitomate, la cebolla y las plantas como el nopal, enriquecen la comida mexicana, expresada en platos conocidos como la tortilla, los tacos o el tamal. La gastronomía del país azteca tiene una gran influencia en Estados Unidos, por ser su país vecino.

Las comidas mexicanas tienen buenos niveles de nutrientes

Expertos en gastronomía mexicana afirman que entre las expresiones más comunes y mestizas de la comida mexicana están los huevos rancheros, un desayuno muy parecido a los criollos y que responden a las necesidades del ranchero o charro, obligado a consumir una dieta nutritiva, para cubrir las necesidades del día a día.

Los huevos rancheros es un platillo muy conocido en México, para una receta de 4 personas se necesitan media taza de maíz, 2 huevos, 2 tortillas de maíz, 2 tomates manzanos grandes picados en cubitos, 1 pizca de orégano, 1 chile de árbol o dos ajíes picantes grandes, media cebolla mediana picada en rodajas, 5 cucharadas de ajo en polvo y sal al gusto.

El procedimiento para la preparación de los huevos rancheros consiste en colocar en un recipiente o bol, la harina mezclada con un poco de sal al gusto. Se le debe hacer un hueco en el centro, agregarle el aceite, amasar y al final añadirle los huevos. Luego se termina de amasar esta mezcla. Las tortillas mexicanas se elaboran con una masa muy fina.

Posteriormente se muelen en la licuadora los tomates, junto al orégano, chile o ajíes, ajo, sal y un poquito de agua.

Se debe cocinar una salsa y reservarla, luego se fríe levemente las tortillas en aceite caliente, se sacan y se escurren sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Los huevos se deben quebrar con cuidado para no romper la yema y freírlos en aceite de maíz o de soya bien caliente, se sacan y se escurren muy bien. Las tortillas deben colocarse en el plato, colocar encima los huevos, bañarlos con salsa bien caliente y agregar la cebolla sofrita en rodajas fina, a manera de decoración.

La cocina de México es muy apreciada en el mundo

La gastronomía mexicana fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, además de ser famosa a nivel internacional por el uso de salsas picantes en la mayoría de sus comidas, entre otros platillo mexicanos de alta demanda se encuentran: los tacos, los chilaquiles, las enchiladas, los burritos y el pozole.

Entre la gran variedad de postres mexicanos destacan: los chongos zamoranos, las alegrías, las palanquetas de cacahuate y el jamoncillo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más