La Gastronomía chilena tiene una elevada influencia europea, proveniente de los miles de inmigrantes que se radicaron en esta nación suramericana, destacan los grandes aportes culinarios de Alemania, Italia y Francia en sus maravillosas recetas, que incorporan costumbres indígenas. Sus variados sabores, ingredientes y colores, le han permitido traspasar fronteras a sus deliciosos platillos típicos.

Entre los platos tradicionales de la cocina chilena se encuentran el ajiaco, la cazuela, el arrollado huaso, la carbonada, el caldillo de congrio, la cazuela nogada, el chancho de piedra y las empanadas de pino y chilenas. Acompañadas de suntuosas bebidas alcohólicas, como el pisco y los entrañables vinos chilenos, muy conocidos alrededor del mundo.

Los aportes de España a la cocina chilena datan desde los tiempos de la conquista de su territorio.

Los españoles llevaron a estas tierras ingredientes como el trigo, las ovejas, los cerdos, los pollos y la carne vacuna, cuya utilidad culinaria se ha perfeccionado a través del tiempo. Estos alimentos se convirtieron en la base de muchas recetas tradicionales, se mezclaron con los ingredientes de la región chilena y dieron origen a deliciosos platillos.

Chile también se destaca por ofrecer a los comensales excelentes platillos a base de salmón, originario de sus amplias costas australes, los cuales abastecen el mercado nacional, sin embargo, también llegan a otros países, por su gran calidad y sabor.

Receta de empanadas chilenas

Una preparación de esta rica receta para 4 personas debe tener los siguientes ingredientes: 1 kg de harina de trigo cernida, 4 cucharadas de polvo de hornear, 300 gramos de margarina, 1 ½ de salmuera caliente (1 cucharada rasa de sal disuelta en 1 taza ½ de agua), ½ taza de vino blanco, 2 yemas de huevo, 1 yema mezclada con 2 cucharadas de leche.

Para el relleno de las empanadas se necesitan: 750 gramos de carne de res, 150 gramos de margarina, 1 cucharada de ají dulce, 4 cebollas picadas en cuadritos, sal , pimienta, comino, pimentón en polvo o paprika, 2 cubitos de carne y una taza de pasitas, 1 cucharada de harina, 3 huevos duros y 10 aceitunas negras sin semillas.

Pasos para la elaboración

Se derriten los 150 gramos de mantequilla, se sofríe el ají y se retira del fuego. En este mismo recipiente se dora la carne. Aparte se saltea la cebolla, se mezcla con la carne y se sazona con comino, sal y pimienta. Luego se agregan los cubitos disueltos en 1 taza ½ de agua caliente. Se añade la harina disuelta en un poquito de agua fría. Todos estos ingredientes deben cocinarse durante diez minutos, a fuego lento y con una tapa para que se combinen bien los sabores.

Para la masa se debe mezclar la harina y el polvo de hornear. Se vierte la mantequilla derretida y se amasa. Se añada el vino, las yemas y la salmuera caliente, luego se deja reposar por 15 minutos. Se deben extender porciones pequeñas en forma de disco, colocar en el centro 2 cucharadas del relleno, 1 aceituna, 1 rebanada de huevo duro y tres pasas. Se dobla la masa para formar la empanada y se ajustan los bordes humedeciéndolos con un poco de agua tibia.

Se pintan con la yema mezclada con leche y se hornean a fuego medio, durante 14 minutos en una bandeja enharinada. Para finalizar, se desprenden con una espátula y se sirven.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más