La gastronomía de México es una de las más suculentas del mundo, sus orígenes se remontan al período prehispánico y tiene una gran influencia indígena y española. Sus tradicionales ingredientes, como el maíz, los chiles, frijoles, calabazas, nopal, cacao, aguacate, tomate y carne de conejo se combinan para ofrecer miles de deliciosas recetas, que han traspasado fronteras, sobre todo hacia su vecino país: EEUU.

Las típicas recetas mexicanas precolombinas se enriquecieron con la llegada de los españoles, que trajeron nuevos ingredientes como las frutas, el trigo, la pimienta negra, la carne de ganado vacuno y ovino, los pollos, el cerdo y el arroz. Nacieron entonces nuevas preparaciones, como el mole, la sopa de lima, las carnitas, los chiles en nogada, la cochinita pibil y los famosos tacos.

Entre las principales bebidas acompañantes de los más exquisitos platos mexicanos se encuentran el tequila, la cerveza, las aguas de frutas tropicales, el chamburrado, el atole y el delicioso chocolate. Los postres mexicanos más conocidos son el flan, la capirotada y los dulces mexicanos elaborados a base de leche y azúcar.

La Unesco reconoció calidad de la cocina mexicana

Por su calidad y variedad de sabores, la cocina mexicana recibió una distinción de la Unesco al declararla Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, debido a la majestuosidad de muchos de sus platillos tradicionales, como el pozole blanco, una sopa hecha a base de maíz cacahuazintle y carne de pollo y cerdo; entre otras delicias mexicanas que combinan fabulosos ingredientes como los jitomates, frijoles, chiles y las tortillas de maíz.

Receta de Enchiladas mexicanas de pollo

Una preparación para 4 personas deberá incluir los siguientes ingredientes: 1 cebolla, 500 gramos de pollo sancochado y desmenuzado, 1 pizca de sal, 2 cubitos de caldo de ave, 8 chiles serranos, 200 centímetros cúbicos de nata, 150 centímetros cúbicos de aceite, 5 tomates, 24 tortillas de maíz y 150 gramos de queso amarillo rallado.

Para elaborar este delicioso platillo mexicano se trituran los tomates en la licuadora, se agregan los chiles, la cebolla picadita, los cubitos de caldo de ave y se mezcla todo muy bien.

Esta preparación se vierte en una cazuela de barro, se deja hervir durante 15 ó 20 minutos a fuego lento. En un sartén aparte se añade aceite y se deja calentar, se colocan las tortillas suavemente y se cocinan hasta que queden blanditas, con un papel absorbente se retira el exceso de aceite. Luego se sumergen las tortillas individualmente en la salsa de tomate, se colocan en un plato y se rellenan con el pollo desmenuzado, se enrollan como un taco o una quesadilla y se colocan una al lado de la otra.

Finalmente agregamos por encima crema agria y se espolvorean con queso amarillo rallado, se gratinan en el horno y ¡listo! Una delicia mexicana…

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más