La cocina de México se destaca entre los mejores estilos culinarios de Norteamérica, en la cual se combinan los aportes gastronómicos de sus 31 estados y la capital federal, junto a sus aportes tradicionales culinarios. Las miles de recetas de la cocina mexicana utilizan ingredientes variados, entre ellos el chile, jitomate, aguacate, elote, salsas picantes, nopal, judías, la calabaza y el cacahuate.

A nivel internacional, la gastronomía mexicana es ampliamente conocida, por la variedad de sus sabores, con influencias de sus pueblos indígenas, combinados con algunos aportes de los colonizadores españoles.

Sus principales recetas siguen traspasando fronteras y muchos restaurantes ofrecen platillos mexicanos en diferentes países de Europa y América Latina.

Las delicias gastronómicas de la Riviera Maya

Las recetas preferidas de la Riviera Maya son los cocteles de camarones, el pescado a la talla, el ceviche, los tamales, las enchiladas, las fajitas y la sopa de lima. Algunos restaurantes ofrecen platillos en esta zona costera que destacan por sus sabores tradicionales, entre ellos se encuentran los burritos, las enchiladas, los tacos, las quesadillas de espinaca, los tamales y los chiles rellenos; acompañados de bebidas preparadas con licores y vinos de este país azteca.

Receta de canelones de salsa poblana

Una preparación para 4 personas debe contar con los siguientes ingredientes: 12 piezas de pasta de canelones, 1 pechuga de pollo, 1 kilo de jitomates, 2 piezas de elote, 3 chiles poblanos, 1 diente de ajo, ½ cebolla, 200 mililitros de crema, 150 gramos de queso manchego rallado, sal y pimienta al gusto.

Para preparar esta receta mexicana se debe cortar el pollo en tiritas muy delgadas, luego se fríen en aceite a fuego medio. En la licuadora se trituran los jitomates, se añaden los granos de elote o maíz, la sal y la pimienta y se cocinan durante 30 minutos a temperatura media.

En otra sartén se fríen en aceite los chiles poblanos, se dejan enfriar y luego se le retira la piel cuidadosamente. El ajo y la cebolla se fríen a temperatura media, para luego licuarlos con los chiles poblanos. Esta preparación se vierte en una cacerola con aceite, se agrega la crema, se le añade sal y pimienta al gusto y se reserva.

Los canelones se rellenan con la preparación realizada a base de pollo y se acomodan en un molde refractario. Se vierte la salsa de chiles poblanos sobre los canelones, procurando que cubra toda la superficie y se añade con el queso manchego rallado.

Se coloca la bandeja refractaria en el horno a 180 grados centígrados, durante 25 minutos, hasta que el queso se haya gratinado. ¡Y listo, se retiran los canelones del horno y se sirven las porciones en platos individuales!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más